Cisen debe explicar espionaje político: PRI

lunes, 21 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 21 de junio (apro).- Senadores y diputados del PRI solicitarán la comparecencia ante la Comisión Permanente del titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Guillermo Valdés, para que explique el presunto espionaje político contra gobernadores priistas orquestado desde el gobierno federal.

El anuncio fue hecho por el diputado federal y coordinador de los legisladores oaxaqueños, Héctor Pablo Ramírez Puga, quien señaló que Valdés tiene que dar una explicación sobre la difusión de grabaciones que exhiben las maniobras de los gobernadores de Veracruz, Oaxaca y Puebla, Fidel Herrera Beltrán, Ulises Ruiz y Mario Marín, respectivamente, para ganar las elecciones en sus respectivas entidades.

La semana pasada, el líder nacional del PAN, César Nava, dio a conocer una serie de audios en los que presuntamente el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, ordena desviar dinero del erario para apoyar a los candidatos priistas que participarán en la elección local del 4 de julio.

El escándalo derivó en sendas denuncias penales: el mandatario veracruzano alega que fue víctima de espionaje; el dirigente panista, lo acusa de delitos electorales.

Este lunes, la periodista Carmen Aristegui difundió cuatro audios que incriminan en la presunta comisión de delitos electorales al gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz.

Ramírez Puga destacó también la necesidad de “replantear” la relación del PRI con el gobierno federal y con el PAN.
Para el diputado priista, incondicional del gobernador de Oaxaca, la difusión de las grabaciones es una “estrategia” del PAN y del gobierno federal que tiene como fin enturbiar las campañas electorales.

Afirmó que el gobierno federal “es el único que cuenta con los aparatos para poder rastrear llamadas y grabarlas”.

“Exigiremos una explicación al Cisen de toda esta situación; vamos a promover en la Comisión Permanente que se llame a comparecer a todos los encargados del Cisen, de la Secretaría de Seguridad Pública, y revisaremos si procede la comparecencia del titular de la Secretaría de Gobernación”, señaló.

Para Ramírez Puga las llamadas difundidas no configuran ningún delito, ya que son conversaciones personales que pertenecen al ámbito de la vida privada de las personas. “Son simplemente llamadas que cualquier gobernador de un estado tiene con los diferentes actores políticos que participarán en una elección”, afirmó.

“En ninguna de ellas se configura un delito electoral, no está ofreciendo ni otorgando dinero ni dando instrucciones para favorecer al candidato del PRI, son llamadas personales que no deben ser difundidas porque pertenecen a la vida privada”, insistió.

En ese sentido, Ramírez Puga intentó restar importancia a la conversación de Ulises Ruiz con el presidente del Instituto Estatal Electoral de Oaxaca, José Luis Echeverría. No se debe especular, porque el supuesto encargo puede significar cualquier cosa, agregó.

“Hablan de un encargo, el encargo puede ser cualquier cosa, no se puede especular”, señaló.

PRD pide al PRI sacar las manos

Sobre el mismo tema, la secretaria general del PRD, Hortensia Aragón Castillo, afirmó que las conversaciones divulgadas son la prueba que se necesitaba para evidencia “la manera tan deleznable” con que se conduele el PRI, la cual, recordó, su partido ya había denunciado.

Por medio de un comunicado de prensa firmado en Zacatecas, la dirigente perredista exigió a los gobernadores priistas que “frenen el activismo tan descarado que desde sus oficinas están realizado a favor de sus candidatos”.

Aragón Castillo reprochó la actitud que han asumido los priistas respecto a las grabaciones. Afirmó que “les sangra la boca” y “se muerden la lengua” cada vez que se asumen como víctimas.     

Comentarios