Calderón cumple tarde y de forma gradual promesa de eliminar tenencia

jueves, 24 de junio de 2010

MÉXICO, D.F a 24 de junio (apro).-  El Presidente Felipe Calderón anunció hoy que el pago de la tenencia vehicular irá disminuyendo gradualmente hasta desaparecer por completo hacia el final del año 2011, en lo que representa, a cuatro años de iniciado su sexenio, el cumplimiento de una de sus promesas de campaña y que, hasta el momento, le había representando una ola de cuestionamientos por no haberla concretado.

En un mensaje leído en la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario también informó que desaparecerá el desembolso por  tenencia para cualquier persona que adquiera un automóvil modelo 2010, cuando su precio sea menor o igual a 250 mil pesos.

El Gobierno –dijo- cubrirá esa suma con recursos públicos con la intención de reactivar la compra de autos toda vez que se ha registrado una caída del 26% en las ventas por medio de créditos.

Actualmente cada vez que se adquiere un vehículo nuevo es necesario tener en cuenta que, además del precio de fábrica, hay que pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) así como el Impuesto Sobre Autos Nuevos (ISAN) y la tenencia. De acuerdo con el anuncio de Calderón sólo desaparecería ésta último.

Aunado a lo anterior, las empresas que compren autos nuevos podrán deducir la tenencia del pago de impuestos anual, en lo que pretende ser un mecanismo más para incentivar las ventas en este ramo.

El mandatario promulgó estas medidas económicas cuando falta una semana para que haya elecciones para gobernador en siete estados.

En su mensaje Calderón fue especialmente enfático al señalar que los estados seguirán recibiendo el dinero por el pago de la tenencia desde las arcas del Gobierno Federal.

No obstante, el mandatario no aclaró de dónde se sacará el dinero para compensar la eliminación de la tenencia así como qué partida presupuestal resultaría afectada.

Acompañado el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero , y del secretario de Economía, Gerardo Ruiz, calificó como “necesario” reactivar a venta de autos por medio de créditos ya que representan el 20% del Producto Interno Bruto (PIB) en el rubro de las manofacturas y el 11% en los empleos de ese sector.

Calderón dijo que a través de Nafin, su Gobierno también apoyará el otorgamiento de créditos a la gente para comprar autos nuevos. El dinero será depositado en manos de los bancos y de las armadoras con la intención en que amplíen en no menos e 5 % su cartera de clientes para el sector automotriz.

Comentarios