El DF, blindado contra la narcoviolencia: PGJDF

martes, 20 de julio de 2010

MEXICO, DF, 20 de julio (apro).- El procurador general de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, sostuvo hoy en Washington que  los esquemas de seguridad desplegados en la Ciudad de México han tenido como efecto un menor impacto de la narcoviolencia frente a otras regiones del país.
“En la Ciudad de México estamos manteniendo los esquemas de seguridad que nos han permitido que todos los habitantes de esta zona no tengan los impactos tan fuertes (de la ofensiva del narcotráfico) que se han estado viendo en otras latitudes del propio país”, se jactó el titular de la PGJDF.
    En el marco del “Diálogo de seguridad ciudadana en América Latina”, Mancera dijo que la fuerza de respuesta basada en la policía que tiene la ciudad capital es “absolutamente distinta a la que hay en otras entidades”.
    Esa diferencia, precisó, la hacen los 70 mil efectivos de seguridad pública y los 4 mil elementos de la Policía de Investigación, así como el que las corporaciones federales se asienten en el propio Distrito Federal.
    Mancera participó en Washington en un seminario organizado por el Centro Woodrow Wilson, en el que se expusieron los principales avances de las políticas públicas en los últimos 15 años, encaminado a diseñar medidas más eficaces en el campo de la seguridad ciudadana.
“La Ciudad de México ha sido invitada para plantear cuáles han sido los esquemas de éxito, cuales son las políticas públicas de éxito en el Distrito Federal”, señaló el procurador capitalino.
    Abundó que en su intervención en el foro hablaría sobre los jóvenes, las redes ciudadanas de denuncia y los acercamientos a las autoridades de seguridad.
    No obstante, reconoció que el Distrito Federal todavía enfrenta retos con respecto al robo de vehículos y los esquemas que tienen que ver con los asaltos en la vía pública.
    Funcionarios de una docena de países latinoamericanos, entre ellos Brasil, Colombia, Perú, Guatemala y México, intercambiaron experiencias sobre el diseño, aplicación y análisis de la seguridad ciudadana, “uno de los problemas más graves a nivel regional”.
    Cynthia Arnson, directora de programa de América Latina del Woodow Wilson Center, sostuvo que el diálogo busca además “delinear un trabajo futuro más amplio que conduzca a la formulación de políticas públicas más eficaces para combatir el rol creciente del crimen organizado”.

Comentarios