Muere Zeta que encabezó fuga de 53 reos en Zacatecas

jueves, 22 de julio de 2010

ZACATECAS, Zac., 22 de julio (apro).- Una violenta jornada en esta entidad dejó cuatro muertos en distintos hechos ocurridos en la capital y el municipio conurbado de Guadalupe. Tres presuntos sicarios de Los Zetas fueron acribillados por agentes ministeriales y un empleado de la Secretaría de Seguridad Pública estatal fue ejecutado luego de efectuar una diligencia de trabajo en el penal de Cieneguillas.

 Uno de los sicarios que resultaron muertos en el tiroteo con elementos de la Policía Ministerial fue identificado como Santiago Hernández Naranjo, líder del grupo de los 53 reos          que fueron “rescatados” por un comando del propio penal estatal de Cieneguillas, a mediados de mayo del 2009.

Hernández figuraba en la lista de once reos de alta peligrosidad dentro de este grupo. En los videos de la fuga –ocurrida en la madrugada del 16 de mayo del año pasado-- se observa cómo éste salió al frente del grupo “rescatado” del centro penitenciario, con un arma en la mano.

Apenas ayer, la Secretaría de la Defensa había reportado la captura de  otro de los reos de Cieneguillas, en un operativo efectuado en una colonia popular de Fresnillo.

Se trata de Reynaldo Piña Recéndez, detenido en una colonia popular de Fresnillo –cuyo nombre no fue proporcionado por la Sedena--, luego de que se recibió una denuncia anónima.

Piña Recéndez –de 50 años y originario de Durango-- había sido originalmente recluido en el Cereso de Cieneguillas luego de ser detenido por el Ejército en enero del año pasado, en una bodega ubicada en la comunidad de Río Florido, en Fresnillo, presuntamente propiedad de los hermanos Monreal Ávila, en la que se encontró más de una tonelada y media de mariguana.

La investigación efectuada por la PGR sobre la bodega de los Monreal fue ventilada públicamente poco después que el comando de sicarios sacó a los 53 internos de Cieneguillas, como parte de las acusaciones mutuas que se hicieron el exgobernador y actual senador del Partido del Trabajo (PT), Ricardo Monreal, y la gobernadora perredista Amalia García Medina por las condiciones en que se dio la “fuga”.

El senador Monreal desligó a su familia de la investigación.

En cuanto a Santiago Hernández Naranjo, el procurador Ambrosio Romero y el secretario de Seguridad, Miguel Rivera Villa, informaron esta tarde, en una conferencia de prensa, que el capo fue sorprendido con otros sujetos mientras intentaba sacar del corralón de la Procuraduría varias camionetas –entre ellas algunas blindadas-- que habían sido aseguradas en operativos contra grupos del crimen organizado en la entidad.

Otros dos integrantes del grupo delictivo murieron en el enfrentamiento; dos más fueron detenidos, así como los choferes de seis grúas con las que pretendían sacar las unidades del corralón, reveló el procurador Romero.

Sin embargo, algunos de los elementos de seguridad que participaron en el tiroteo deslizaron la versión de que en realidad se había tratado de un intento de ‘levantón’ en contra del director de Policía del municipio de Guadalupe, Job Gutiérrez.

Con Reynaldo Piña suman 11 los internos que han sido recapturados y trasladados nuevamente a Cieneguillas. Otros seis –incluyendo a Santiago Hernández Naranjo-- han muerto en enfrentamientos con corporaciones de seguridad y el Ejército en San Luis Potosí, Aguascalientes, Hidalgo, Guanajuato y en esta entidad.

Unos 20 de los 50 custodios del turno en el que se consumó el rescate por el grupo de Zetas permanecen recluidos en un penal de Nayarit, sujetos a proceso por su presunta complicidad en la evasión. Entre éstos figura el director del Cereso zacatecano.

 

Ejecutan a dos jefes policiacos

 

En otros hechos de violencia, un comandante de la Dirección de Seguridad Pública de El Salto, Jalisco, identificado como Ricardo Fierros Gómez, fue acribillado durante la mañana del jueves cuando salía de su domicilio.

Según la versión de las propias autoridades municipales, la víctima se encontraba a las afueras de su domicilio, localizado en el cruce de las calles de Morelos y Ramón Corona, y apenas acababa de abordar su vehículo cuando fue sorprendido por dos desconocidos que lo atacaron a balazos.

El Instituto de Ciencias Forenses de Jalisco aseguró en la escena del crimen al menos 12 casquillos calibre .40 y .9 milímetros. Los agresores lograron escapar.

Apenas tres horas después de ese crimen, se registró un nuevo atentando contra otro jefe policiaco, en este caso un comandante de la policía de Tecalitlán, quien falleció en la agresión, mientras un empleado de la Unidad de Protección Civil de esa población resultó herido.

Sujetos que viajaban a bordo de una camioneta tipo pick up y otra Ford Explorer fueron señalados como los agresores. No hubo detenidos.

Y en Uruapan, Michoacán, dos elementos de la Policía Ministerial del grupo Antisecuestros fueron lesionados esta madrugada al enfrentarse a tiros a una banda de secuestradores y extorsionadores, según informó la Procuraduría de Justicia del Estado.

Los efectivos policiales trabajaban en esta ciudad en el esclarecimiento de un secuestro, cuando alrededor de las 02:40 horas se ordenó un operativo de captura de presuntos plagiarios en las inmediaciones del fraccionamiento Las Haciendas de Uruapan.

Los presuntos secuestradores viajaban a bordo de una camioneta marca Jeep, tipo Cherokee, color gris claro, modelo 2005 y, al sentirse acorralados, agredieron a los policías con disparos de arma de fuego de grueso calibre y un artefacto explosivo, suscitándose en ese instante un enfrentamiento entre el grupo de civiles y los uniformados.

A consecuencia de esa acción, resultaron lesionados dos agentes ministeriales, cuyas heridas fueron reportadas por personal médico como no graves; sin embargo, fueron trasladados vía aérea en un helicóptero de la Procuraduría de Justicia a la ciudad de Morelia para continuar con su atención en un nosocomio de esta capital.

En el lugar de los hechos fue asegurada un arma de fuego, cartuchos útiles, así como la camioneta que utilizaron los presuntos plagiarios en la comisión de los hechos delictuosos.

Mientras tanto, en Sinaloa, continúa la escalada de violencia en el municipio de Navolato. La madrugada de este jueves dos hombres fueron ultimados a balazos y arrojados a la carretera.

Según los primeros informes de las autoridades, a las 2:30 horas se reportó el hallazgo de dos cuerpos sobre la carretera Navolato-El Castillo.

Se estableció que una de las víctimas se encontraba envuelta en una cobija, mientras que la otra estaba semidesnuda. Ambos presentaban múltiples impactos de bala y aún no han sido identificados.

En el lugar, las autoridades ministeriales levantaron más de 30 casquillos percutidos para rifle AK-47 y AR-15.

Por otra parte, autoridades municipales de Reynosa, Tamaulipas, reportaron que varios artefactos explosivos detonaron hoy frente a la presidencia municipal, además que se registraron otros hechos de violencia en diversos sectores de esa frontera.

El gobierno municipal, a través de su página web, donde cuenta con un espacio denominado “Situación de riesgo”, dio a conocer que el ataque al palacio municipal ocurrió alrededor de las 6:30 horas de hoy.

Precisó que a temprana hora explotaron tres artefactos en la banqueta frente al edificio de la alcaldía, sin que se reporten personas lesionadas, sólo daños materiales, luego que se quebraron los cristales del acceso principal al edificio.

Personal de Seguridad Pública Municipal, auxiliado por agentes de tránsito local, procedió a cerrar el paso de las calles adyacentes y frente al edificio para poder realizar los trabajos de supervisión.

Asimismo, se retiraron los restos de los cristales y comenzaron a reparar el daño para poder garantizar a los empleados del Departamento de Cobranza y Predial, el más afectado, mayor seguridad en su función.

El ayuntamiento mencionó que además de este incidente se registraron otros hechos violentos en sectores ubicados al poniente de la ciudad, como son Villa Florida y Vista Hermosa. (Con información de Alberto Osorio Méndez, corresponsal)

Comentarios