Ejecutan a 12 personas en cuatro estados

viernes, 23 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 23 de julio (apro).- La violencia vinculada al crimen organizado cobró la vida de 12 personas, entre estas un dirigente cañero y un excomisario municipal, en los estados de Guerrero, Veracruz, Nuevo León y Chihuahua.

En Guerrero, cuatro hombres fueron ejecutados entre la tarde del jueves y la madrugada de hoy en diversos puntos de Acapulco y la zona de Tierra Caliente. Entre las víctimas se encuentran un excomisario y un trabajador municipal.

De acuerdo con un reporte oficial, cerca de las cinco de la madrugada de este viernes fueron localizados los cuerpos de dos hombres acribillados en las inmediaciones de la comunidad Kilómetro 30, zona rural de Acapulco.

Los cuerpos estaban tirados frente a un restaurante. En el lugar las autoridades ministeriales recogieron más de 20 casquillos de bala calibre 9 milímetros y 7.62 utilizados por los rifles AK-47. Las víctimas fueron identificadas como Francisco Javier Arizmendi Carmona y Jesús Oliver Sandoval Ocampo, ambos de 26 años de edad.

El 1 julio de este año, Arizmendi Carmona concluyó su administración como comisario municipal de ese poblado; y de acuerdo con el reporte oficial, desde el pasado 19 de este mes fue reportado como desaparecido.

Al otro extremo del estado, en la región de Tierra Caliente, la tarde del jueves, en la cabecera municipal de Coyuca de Catalán, un comando irrumpió en una refaccionaría y asesinó a dos hombres, uno de ellos identificado como Alfonso Maldonado Pérez, de 40 años, trabajador de la Dirección de Obras públicas del ayuntamiento.

La segunda víctima fue identificada como Élfego Pérez Montúfar, de 35 años, originario de la comunidad de Las cruces, en la zona serrana de Coyuca de Catalán.

Autoridades ministeriales recogieron en el lugar del doble crimen, más de 40 casquillos para fusil AK-47.

Mientras tanto, en Jalapa, Veracruz, la noche del jueves, un grupo armado asesino al dirigente cañero del ingenio San Miguelito, Israel Quijano, junto con su hermano Jonatán y un trabajador de dicha factoría cuando circulaba por el fraccionamiento Elizabeth, de Córdoba, en el centro de la entidad.

Tras el ataque, se desató una balacera que dejó heridos a dos jóvenes que transitaban por la calle 23 de ese exclusivo fraccionamiento de la ciudad de Córdoba, aunque se dijo que recibieron algunos impactos de bala su estado de salud no es gravedad.

Aunque, de manera extraoficial se ha dicho que otra joven de 17 años de edad, quien ha sido identificada como Zulema Calderón, quien transitaba acompañada por otra persona en el lugar de los hechos, falleció horas después en un hospital de la localidad debido al impacto de bala que recibió en la espalda.

Desde el lunes pasado, el dirigente de la asociación local de Abastecedores de Caña del ingenio San Miguelito, adherida a la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) bloquearon los accesos del ingenio en demanda del pago de liquidaciones de la zafra 2009—2010.

Hasta el momento las autoridades no han emitido información sobre los presuntos asesinos del dirigente cañero y dos de sus acompañantes, quienes lograron darse a la fuga, aunque se montó un operativo de búsqueda en el que participan las fuerzas federales.

Fuentes extraoficiales señalaron que se habría registrado un enfrentamiento entre el líder de la CNPR con gente adherida a la Confederación Nacional Campesina (CNC) derivado de la toma de las instalaciones del ingenio San Miguelito para exigir el pago de la zafra 2009-2010.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 22:00 horas del jueves, cuando la camioneta tipo Silverado gris placas XK41615, en la que iba el dirigente cañero, fue interceptada por sus asesinos en el fraccionamiento Elizabeth; su hermano y acompañante iban en otro unidad marcha Ford.

De acuerdo con testigos, los occisos fueron interceptados al llegar al entronque de la avenida 23 por una camioneta de lujo que les cerró el paso y desde ahí sus tripulantes abrieron fuego, el cual fue repelido por los acompañantes del dirigente cañero, quien murió en el lugar del ataque.

Por otra parte, en Monterrey, Nuevo León, un exagente de la policía que trabajaba como taxista y su pasajera fueron ejecutados en los primeros minutos del viernes al ser interceptados frente al edificio del Tribunal Superior del estado, en el centro de la Ciudad.

El conductor del taxi fue identificado como un exagente de la Agencia Estatal de Investigaciones, llamado José Ángel Hernández Pérez, quien había estado involucrado en varios ilícitos antes de causar baja de la corporación estatal.

Poco después de las 00:20 horas, el exagente fue interceptado por un coche Chevy rojo en el cruce de las calles Zaragoza y Juan Ignacio Ramón, en el área de la Macroplaza. Del auto que lo bloqueó bajaron varios hombres armados con pistolas que les dispararon.

Al parecer, los sicarios dieron una vuelta a la manzana para detectar si habían sido seguidos y regresaron al lugar del crimen. Ahí, uno de los pistoleros les dio el tiro de gracia a sus víctimas

En el asiento del piloto quedó el propietario del taxi y a su lado la mujer identificada como Brenda Leticia Soto Coronado, de 30 años. No se estableció cuál era la relación que tenía con el taxista.

Ambos presentaban varios impactos de bala en la cabeza. En el lugar se encontraron ocho casquillos percutidos calibre 9 milímetros.

Hernández Pérez había sido detenido por estar involucrado en varias acciones de extorsión. Causó baja de la corporación en el 2002.

En ciudad Juárez, Chihuahua, un comando irrumpió anoche en un bar localizado en contra esquina de las instalaciones de la PGR en Ciudad Juárez y ejecutó a dos hombres.

Según informes policiales, el ataque se registró poco después de la medianoche en el bar San Martín, ubicado en la avenida Lincoln y Hermanos Escobar, al norte de la ciudad fronteriza.

 En el atentado otros dos hombres resultaron lesionados, por lo que fueron trasladados para que recibieran atención médica.

Al momento del ataque, gran número de clientes se encontraban en el lugar. Hasta esta mañana, los fallecidos no habían sido identificados por la Procuraduría General de Justicia del estado. (Con información de Ezequiel Flores Contreras, Regina Martínez).

Comentarios