Robo de urnas ensucian elección en Durango

domingo, 4 de julio de 2010

DURANGO, Dgo., 4 de julio (apro).- La violencia marcó la jornada electoral en Durango: Tres horas antes del cierre de casillas en esta entidad, un grupo de encapuchados fuertemente armados robó, a punta de balazos, las urnas de al menos cinco secciones electorales de esta ciudad; en una de sus incursiones, una funcionaria de casilla resultó lesionada al caer en su desesperación por ponerse a salvo.

Poco antes de ese hecho, en la ciudad de Lerdo, un comando disparó contra las instalaciones del comité municipal del PRI. Las balas impactaron uno de los automóviles estacionados en la parte de enfrente.

El vocero del PRI estatal, Héctor Partida Romero, confirmó el ataque e informó que el equipo jurídico de ese partido presentó una denuncia ante la delegación de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en esa ciudad.

Nora Nelly Ibarra Rodríguez, presidenta de la Sección 261, instalada en el edificio de la escuela Revolución, informó que alrededor de las 3:45 llegaron al lugar tres hombres vestidos de negro, con armas largas, quienes les advirtieron que no se movieran ni intentaran hacer nada, mientras tomaron las seis urnas y al salir realizaron alrededor de 20 disparos, mientras los funcionarios de casilla y algunos votantes se tiraron al suelo.

Poco después, llegaron unidades de la Procuraduría General de Justicia del Estado, de la Policía Federal y del Ejército, cuyos elementos acordonaron el área y realizaron las diligencias correspondientes.

De acuerdo con los cartuchos percutidos que quedaron tirados en la salida de la escuela, un comandante de la Agencia Estatal de Investigación comentó que los calibres corresponden a rifles Ak-47 y R-15.

Hechos similares ocurrieron en la sección electoral ubicada en la esquina de las calles Urrea y Francisco I Madero, donde fueron robadas tres urnas y una mujer  resultó lesionada al arrojarse al piso mientras se realizaban los disparos, por lo que fue trasladada a un hospital a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja.

Hombres armados llegaron también a dos secciones de las calles Campanillas y Arquilectos, del fraccionamiento Jardines de Durango, de donde se llevaron las seis urnas que había en cada una de ellas. Un hecho similar ocurrió en la sección de la Calle Zarco, en el barrio Tierra Blanca.

A raíz de esos sucesos, el Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) convocó a reunión de urgencia  para determinar las acciones a seguir, mientras en los aires se escuchaba el sobrevuelo de varios helicópteros de las fuerzas de seguridad que participaban en la búsqueda de los pistoleros.

Durante la mañana, la Coalición “Durango nos une”, integrada por los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Convergencia, denunció que la Procuraduría de Justicia detuvo a 40 de sus simpatizantes que realizaban labores de observación de la jornada electoral.

El procurador Daniel García Leal argumentó que fueron detenidos “por sospechosos” y que estaban siendo sometidos a investigación.

En la Ciudad de México, el diputado federal del PRI, Sebastián Lerdo de Tejada, denunció demandó, en nombre del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, que “las autoridades esclarezcan la procedencia de este grupo de encapuchados”.

Lerdo de Tejada informó que la agresión ocurrió en las colonias del Valle de Guadiana, de Barrio de Analco, de Asentamientos Humanos y de Jardines de Durango. Sustrajeron entre otras, las casillas 108 y 261 del Barrio de Amalco.

“Encapuchados con armas largas tirando balazos, en esta zona de la capital de Durango, nos parece enfrentamiento relevante e indignante para compartirlos con ustedes y que la sociedad duranguense sepa que debe tener el respaldo para ejercer en los minutos que quedan su derecho al voto”, afirmó Lerdo de Tejada, quien también es representante del PRI ante el IFE.

Comentarios