Calderón: se puede ganar la guerra, pese a escalada de narcoviolencia

martes, 10 de agosto de 2010

MÉXICO, DF, 10 de agosto (apro).- Pese a la percepción generalizada sobre la violencia en el país durante los últimos meses, sí es posible ganarle la guerra a la delincuencia organizada y, sobre todo, al narcotráfico, afirmó hoy el presidente Felipe Calderón al reunirse públicamente con los líderes partidistas. 
En el marco de los Diálogos por la Seguridad organizados en el Casino Militar del Campo Marte, algunos de los asistentes, como el dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Ortega, así como el coordinador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Arturo Escobar, cuestionaron si en realidad era posible cantar victoria ante la delincuencia organizada.
En sus intervenciones casi al final de la reunión que duró unas tres horas, ambos líderes políticos coincidieron en el sentido de que la gente en las calles tiene la idea de que el gobierno de Calderón no está ganando la “guerra” contra el narcotráfico, desatada desde hace más de tres años y, además, preguntaron cuánto tiempo más va a durar el conflicto.
En respuesta, Calderón dijo que no existe una fecha exacta, ya que todo depende del tiempo en que se demore el conformar una policía federal única, así como 32 policías estatales depuradas y la reestructuración de la propia Procuraduría General de la República (PGR).
Luego admitió estar consciente de que la violencia de los últimos meses ha provocado una percepción generalizada de que la delincuencia organizada está doblegando a su gobierno.
Sin embargo, ejemplificó, aun en el combate en las calles, es decir, en los enfrentamientos entre sicarios y militares, las Fuerzas Armadas han salido claramente adelante.
Según los reportes oficiales, comentó, en esos choques “por cada diez muertos, al menos ocho son personas vinculadas al narcotráfico”.
Antes, durante el discurso inaugural, Calderón tomó la iniciativa al dejar en claro a los líderes partidistas su disposición a revisar y, en su caso, reorientar la estrategia de combate a la delincuencia organizada, sin que ello implicara que su gobierno se olvidara de su responsabilidad de combatir al narcotráfico.
“Sé que la estrategia también ha sido cuestionada y mi gobierno ha estado y está en la mejor disposición de revisarla”, ofreció.
Al iniciar el debate sobre la seguridad en el país, entre quienes compartieron asiento junto a Calderón estuvieron César Nava, presidente del PAN; Beatriz Paredes, del PRI; Jesús Ortega, del PRD; Luis Walton, de Convergencia; Jorge Khawagi, de Nueva Alianza (Panal) y, en representación de Jorge Emilio González, del PVEM, acudió el senador Arturo Escobar.
Al encuentro no asistió el dirigente nacional del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya.
El propio PT, a través del coordinador del DIA, Manuel Camacho Solís, convocó al titular del Ejecutivo a un diálogo franco para mejorar la seguridad, después del asesinato del candidato del PRI en Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú.
Más tarde, acompañaron al presidente en la mesa el titular de la Secretaría de Gobernación, Francisco Blake Mora; el procurador general de la República, Arturo Chávez, y el titular del Cisen, Guillermo Valdés.

mav

Comentarios