Anuncia Córdova "nueva cultura" alimentaria en las escuelas

lunes, 16 de agosto de 2010

MEXICO, D.F., 16 de agosto (apro).- Los secretarios de Educación, Salud y Economía, Alonso Lujambio, José Ángel Córdova y Bruno Ferrari, salieron hoy en defensa de la normatividad que regula la venta de alimentos y bebidas en las escuelas.
            Córdova afirmó que los nuevos lineamientos que entrarán en vigor en enero próximo, servirán para disminuir el consumo de grasas, debido a que el 90% de las botanas y pastelillos no podrán venderse en las escuelas.
           En conferencia de prensa, Córdova dijo que en las primarias se va a prohibir la venta de bebidas azucaradas, por lo que ningún refresco se venderá en las tiendas escolares.
            Al referirse a los refrescos “light”, el funcionario indicó que, en el caso de las secundarias, se permitirá el uso de edulcorantes no calóricos en las bebidas, ya que no hay ninguna evidencia científica que demuestre que sean nocivos para la salud.
          Según Córdova, los lineamientos son el comienzo para implantar una nueva cultura alimentaria en las escuelas de educación básica.
           Por su parte, Lujambio calificó como inédito el marco normativo que por primera vez se tiene a nivel federal, lo que, dijo, ubica a México a la vanguardia, ya que es uno de los 16 países que ha reglamentado la materia de alimentos y bebidas en las escuelas.
           "El objetivo de los lineamientos es establecer criterios claros, objetivos, científicos y verificables sobre los alimentos que podrán entrar a las escuelas y cuáles no", agregó.
            Explicó que, para 2012, sólo el 2% de los productos que actualmente se encuentran en el mercado de botanas saladas y pastelillos podrán venderse en las escuelas.
          Afirmó que los refrescos desaparecerán de las primarias, y dijo:        "No habrá refrescos. Va a haber agua potable, pues necesitamos que los niños adquieran un nuevo encanto por el agua sola".
          Señaló que si los edulcorantes no calóricos fueran dañinos a la salud, no habría este tipo de productos “light” en el mercado.
           Afirmó "Nos referimos al refresco `light` que podrá ser consumido en las secundarias. Los estudiantes ya mayorcitos tendrán libertad de escoger y hacerse responsables de sus actos".
            Sostuvo que los lineamientos estarán acompañados de modificaciones en los libros de texto sobre la salud alimentaria.
           Dijo que en el curso básico que toman los maestros al iniciar el ciclo escolar, una buena parte se va a dedicar a difundir las nuevas normas en materia alimentaria.
           A su vez, Ferrari afirmó que los países ven con gran interés esta nueva normatividad para regular la oferta de bebidas y alimentos en las escuelas.
           Dijo que la Secretaría de Economía ha promovido el diálogo con la industria de alimentos y bebidas, que genera 695 mil empleos y produce más del 4% del Producto Interno Bruto (PIB).
            En los próximos días se dará a conocer la lista completa de los productos que se podrán vender en las escuelas.

Comentarios