Trasladan a sobreviviente ecuatoriano a base naval militar

jueves, 26 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 26 de agosto (apro).- El único sobreviviente de la masacre registrada en el estado de Tamaulipas fue trasladado este jueves a una base del sector naval militar, donde permanecerá bajo resguardo.
La medida se tomó luego de que el presidente Felipe Calderón lamentara públicamente que diferentes medios de comunicación hayan revelado el nombre y la imagen del ciudadano ecuatoriano que logró salvar la vida al fingir su muerte, durante la ejecución de 72 indocumentados en el rancho San Fernando.
En entrevista con Sergio Sarmiento en Radio Red, Calderón comentó que él había dado la orden a sus subordinados para que se cuidara la identidad del joven a quien apodan Freddy: “Yo di la orden que se cuidara la identidad del testigo, que no se reprodujeran imágenes del testigo y mucho menos su nombre, y habrá que investigar lo que ocurre".
Ciertamente, algunos medios de comunicación reprodujeron en sus ediciones de este jueves una fotografía del inmigrante de 18 años dormido, vendado y con collarín, en la habitación del Hospital General de Tamaulipas, antes de ser llevado a la base militar.
De acuerdo con la versión del sobreviviente al ataque de Los Zetas, el hecho de haber fingido su muerte le permitió escapar del rancho y dar parte a las autoridades.
Fue así como personal de la Armada se desplazó hasta el rancho donde se produjo la matanza de los inmigrantes centro y sudamericanos.
En el operativo de rescate, los efectivos de la Armada asesinaron a tres presuntos delincuentes detuvieron a un menor.
Según Calderón, es comprensible la "gran presión" que hay en torno al caso en los medios nacionales e internacionales", pero se mostró preocupado porque se haya revelado la identidad del joven.
El sobreviviente afirma que el grupo, en el que según dijo había brasileños, salvadoreños, hondureños y ecuatorianos, se dirigía hacia la frontera con EU con intención de cruzarla cuando fueron interceptados por un grupo armado, que él vinculó a Los Zetas, una de las organizaciones criminales más violentas que operan en el este y nordeste de México.
Luego del reclamo presidencial, elementos de la Armada trasladaron al joven ecuatoriano, quien presenta una herida de bala en el cuello, a una base del sector naval militar.
Por separado, Amnistía Internacional (AI) manifestó una "honda preocupación" por el asesinato de 72 inmigrantes centro y sudamericanos en Tamaulipas.
El organismo destacó que es de vital importancia garantizar que los responsables de la matanza sean identificados y llevados ante la justicia, pero también salvaguardar la integridad del un ciudadano ecuatoriano quien permanece como único testigo. Asimismo, pidió a las autoridades de México establecer de forma confiable la identidad de las víctimas para que sus familias puedan recibir sus restos mortales.
En un comunicado, AI manifestó que el asesinato a sangre fría de los migrantes que intentaban llegar a Estados Unidos, "es la prueba más clara hasta ahora de la magnitud y severidad de los ataques a los indocumentados".
Recordó que en su informe publicado en abril pasado, se destaca el hecho de que las autoridades mexicanas tanto federales como estatales han fallado en implementar medidas eficaces para prevenir y castigar miles de secuestros, asesinatos y violaciones a las y los migrantes sin papeles a manos de bandas criminales, que a menudo operan con la complicidad o el consentimiento del los funcionarios públicos.
Y estimó que las autoridades del país deben aplicar un plan de acción claro en el que la Procuraduría General de la Republica, la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de Migración y las autoridades estatales actúen de manera coordinada y eficaz.

rm
--fin de texto--

EO

Comentarios