New York Times responsabiliza a EU de matanza en Tamaulipas

lunes, 30 de agosto de 2010

WASHINGTON, 30 de agosto (apro).- Por el consumo de drogas, el flujo de armas de fuego de norte a sur y por la demanda de mano de obra barata, la responsabilidad de la narcoviolencia que priva en México y de los asesinatos de migrantes, como la masacre de San Fernando, Tamaulipas, recae también en Estados Unidos afirmó el  periódico The New York Times.
Bajo el titulo de “Masacre en Tamaulipas”, un editorial del poderoso periódico estadunidense indica que Washington debe asumir su responsabilidad como responsable directo de los problemas de inseguridad que afectan a los mexicanos y migrantes de otros países del hemisferio.
El diario neoyorquino destaca la atrocidad de la masacre de 72 indocumentados en San Fernando, Tamaulipas, presuntamente a manos de la organización criminal de Los Zetas, y considera que considera que Estados Unidos es también responsable de la tragedia humana.
“La tentación podría ser escribir sobre esta atrocidad como otra nota roja más de la viciosa guerra contra las drogas en México”, sostiene el diario en su editorial para luego matizar: “Los cárteles de la droga de México son alimentados desde fuera, por el dinero, las armas de fuego de alto calibre y la adicción a las drogas de los estadunidenses, y el flujo de migrantes hacia el norte es motivado por nuestra demanda de mano de obra barata.”
The New York Times acota que como empresas capitalistas los cárteles mexicanos se han inmiscuido en el negocio del tráfico de personas; incluso, considera que para las arcas de los narcos los inmigrantes indocumentados “son, en alguna forma, mejor negocio que el del tráfico de ladrillos de cocaína, porque pueden ser obligados a pagar rescates o ser ‘mulas’ para la carga de drogas” en su cruce a Estados Unidos.
El diario sostiene que es errónea la decisión del presidente Barack Obama de militarizar la frontera con México en respuesta a las olas de narcoviolencia que afectan a los mexicanos, y este argumento lo utiliza para señalar que hace falta una estrategia que resuelva el tema de la demanda de mano de obra barata; o sea, una reforma migratoria amplia que ayude a eliminar la recurrencia de masacres como la de San Fernando.
“A los capos de la droga les hemos delegado el trabajo de administrar nuestra demanda de inmigrantes, de la misma manera como manejan la producción de los narcóticos. Los resultados de esto son claros”, remata el New York Times.