Mexicana rechaza protección judicial ante quiebra

viernes, 6 de agosto de 2010

MÉXICO, DF, 6 de agosto (apro).- La Compañía Mexicana de Aviación (CMA) se desistió de mantener 23 de las 32 medidas precautorias otorgadas ayer por un juez federal, que impedían a Banorte y al Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) ejercer sus derechos de cobro sobre los pagos recibidos por la aerolínea por operaciones con tarjeta de crédito y a través de agencias de viajes.

El juez 11 de Distrito en materia civil, Felipe Consuelo, notificó hoy que dejó sin efecto las medidas de protección que la propia empresa promovió el pasado lunes 2 en una demanda de concurso mercantil ante su incapacidad para enfrentar pasivos por 15 mil 75 millones de pesos.

La resolución del juez no explica las razones de CMA para rechazar la protección judicial, pero la aerolínea anunció el martes 3 que dejó de vender boletos, por lo que las cuentas en cuestión ya no están recibiendo nuevos recursos.

Sin embargo, no está claro si dichas cuentas aún tienen saldos; si los bancos ya ejecutaron sobre dichos saldos ante incumplimientos de Mexicana en el pago de intereses de las deudas respectivas; o si hay un acuerdo entre las partes para que no se ejecuten acciones de este tipo mientras se desahoga el concurso mercantil.

Las nueve medidas precautorias que seguirán vigentes incluyen la orden para no retirar la concesión a la empresa, ni las matrículas y permisos de vuelo a sus aviones, así como los mandatos para que no se le retengan o embarguen aeronaves y la prohibición para presentar demandas que busquen el cobro de cualquier otra deuda o crédito.

El juez está a la espera de que el Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles (Ifecom) designe al visitador que verificará la situación financiera de Mexicana, para determinar si procede declararla en concurso, lo que abriría el periodo de un año para conciliar con todos los acreedores.

 

En EU piden 8 aviones más a CMA

 

Pero ahí no acaban los problemas para Mexicana, pues este viernes una empresa estadunidense exigió la devolución de ocho aviones arrendados por la aerolínea, con lo que ya suman 12 las aeronaves reclamadas por sus dueños.

International Lease Financial Corporation (ILFC), una de las firmas más importantes del sector, presentó ante la Corte de Bancarrotas del Sur de Nueva York documentos que acreditan que Mexicana sigue en posesión de ocho aviones rentados, y que desde el 23 de julio se le notificó la terminación de los contratos de arrendamiento, se le exigió dejar de utilizar los aparatos y el pago de las rentas pendientes.

Todos los aviones propiedad de ILFC y sus subsidiarias fueron fabricados por el consorcio europeo Airbus y son modelo A310-100.

Apenas el jueves pasado, el banco Wells Fargo presentó una petición similar para la devolución de cuatro aviones más, también de Airbus.

En un reporte a inversionistas emitido hoy, ILFC señaló que en total arrendaba 12 aviones a Mexicana, cuatro eran subarrendados por un tercero que no mencionó, y todos siguen en poder de la aerolínea.

Las peticiones han sido presentados ante la Corte debido a que, desde el martes, emitió una orden para restringir los actos de ejecución y embargo sobre los bienes operados por Mexicana en Estados Unidos.

Las arrendadoras buscan que se les exente de dicha orden, y el juez Martin Glenn agendó una audiencia el miércoles próximo para escuchar argumentos en la petición de Wells Fargo.

Tres aviones ya habían sido retenidos en la última semana de julio en los aeropuertos de Calgary, Montreal y Chicago, entre ellos un Airbus propiedad de Wells Fargo.

Los 12 aviones reclamados y los tres retenidos representan 23% ciento de la flota de 65 aparatos de Mexicana, sin contar a sus filiales.

Mientras tanto, analistas del sector aéreo consideraron que las empresas Volaris, Interjet, Aeroméxico y Vivaaerobus podrían hacerse cargo de algunos activos de Mexicana de Aviación, si en algún momento ésta deja de operar.

En declaraciones a la agencia Notimex, expresaron que inclusive podrían quedarse con las instalaciones rentadas y sus slots (horarios de aterrizaje y despegue).

El analista independiente del sector aéreo, Juan Antonio José, consideró que la decisión de la aerolínea de suspender la venta de boletos fue la más acertada, ya que es una medida para no adquirir compromisos que posiblemente no pueda cumplir.

 

Mitin en el Hemiciclo a Juárez

 

Afiliados a las asociaciones Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) y Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) efectuaron esta tarde una manifestación en el Hemiciclo a Juárez.

Acompañados por integrantes de sindicatos pertenecientes a la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), así como de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte, los inconformes expresaron su rechazo a la eventual quiebra de Mexicana de Aviación.

Previo a la movilización, ASSA acordó en una asamblea proponer un ahorro anual de 240 millones de pesos a Mexicana de Aviación, con la aprobación de distintas modificaciones a sus condiciones laborales, como parte de su propuesta que será presentada la próxima semana.

La víspera, Mexicana condicionó la operación de la empresa a cambio de que pilotos y sobrecargos redujeran plazas y cláusulas de su contrato colectivo de trabajo, con el argumento de disminuir el costo laboral, que según la aerolínea, es la causa de su crisis.

Lizette Clavel, secretaria general de ASSA, detalló que los sobrecargos aprobaron la ampliación de la jornada diaria hasta 12 horas y de hasta 90 horas de vuelo mensuales.

Clavel dijo que los trabajadores también reducirán algunos bonos, ampliarán los periodos para cambios de uniformes y reducirán sus días de vacaciones.

La líder aseguró que con esta propuesta ya no sería necesario reducir las 500 plazas de trabajo que solicitó la aerolínea; no obstante, reconoció, que podría quedar abierta la posibilidad de disminuir el número de trabajadores, pero de forma mínima.

No obstante, la dirigente externó su preocupación en torno a que la situación de Mexicana genere un efecto “dominó” para el resto de la industria aérea.

Comentarios