Jodorowsky en el museo Carrillo Gil

viernes, 10 de septiembre de 2010

MÉXICO. D.F., 8 de septiembre (apro).- El Museo de Arte Carrillo Gil presenta, dentro de su proyecto Gabinete Gráfico, un breve recorrido por la obra que el artista chileno Alejandro Jodorowsky (1929) desarrolló dentro de la disciplina del cómic.

Recordemos que Jodorowsky ha sido un artista multifacético. Ha trabajado como escritor, dramaturgo, actor, poeta, director teatral y de cine, guionista, escultor, compositor de banda sonora, escenógrafo, guionista de cine y de cómic, instructor de tarot, psicoterapeuta y psicomago.

Su trabajo más conocido en nuestro país ha sido su producción cinematográfica (Fando y Lis, El Topo, Santa Sangre) y teatral (dirigió más de un centenar de obras de teatro de vanguardia), y esta es una oportunidad de acercarnos a la obra que corresponde a su quehacer artístico en la disciplina del cómic.

La muestra abarca desde sus inicios en México con Anibal 5 –una revista de ciencia ficción– y las tiras Crononauta y Fábulas pánicas, hasta su incursión en el cómic europeo, colaborando con dibujantes como el exitoso Moebius, George Bess, Juan Giménez, Francisco Boucq y el dibujante mexicano Ladrón, entre otros.

La carrera del artista es tan vital y prolífica que lo ha llevado a transitar por varios países del mundo, donde su trabajo ha dejado muchas experiencias que han influido en la manera de entender no sólo el cine o el teatro, sino también en todo su trabajo de psicomagia, donde mezcla  los ritos chamánicos, el teatro y el psicoanálisis.

Jodorowsky llega a México en 1958 y prolonga su estancia hasta 1977. Durante estos años crea Aníbal 5 (1966), con ilustraciones de Manuel Moro, además de que semanalmente dibujó su tira cómica que llevaba el título de Fábulas pánicas (1967-1973), que apareció en el periódico El Heraldo de México. Su estancia en nuestro país fue muy productiva, ya que logró integrarse al movimiento cultural dentro de varias disciplinas.

Esta pequeña muestra es una oportunidad no sólo de ver sus producciones de cómic, sino de sumergirse en el universo de símbolos, historias iniciáticas y fábulas místicas del artista, donde el sello trasgresor, creativo y surrealista ha logrado cautivar y permanecer en el imaginario colectivo.

La exposición se presentará hasta el próximo 31 de octubre en el Museo Carrillo Gil, ubicado en avenida Revolución esquina con Altavista, en la colonia San Ángel.

 

Comentarios