Drama de damnificados en Tabasco confronta a gobierno de Granier y CNDH

viernes, 24 de septiembre de 2010

VILLAHREMOSA, Tab., 24 de septiembre (apro).- Funcionarios del gobierno estatal y de  Comisión Nacional del Agua (Conagua) lamentaron las declaraciones hechas por el primer visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis García López Guerrero, quien los acusó de “insensibles” e “indolentes” ante el drama que viven los damnificados de las inundaciones.
           Miguel Romero Pérez, consejero Jurídico del gobierno del estado, pidió al enviado de  CNDH guardar la compostura y no hacer “declaraciones inoportunas” sobre la investigación que realizan, a partir de quejas de comunidades afectadas por la apertura de canales de alivio para desviar aguas del río Grijalva y salvar a esta ciudad de inundaciones.
            Según el funcionario, todas las acciones que los gobiernos federal y estatal han instrumentado para resguardar la vida y el patrimonio de las personas, “se han realizado y se realizarán privilegiando el diálogo, la conciliación y respetando los derechos fundamentales de los ciudadanos tabasqueños”, incluida la evacuación “oportuna y concertada de zonas de amenaza inminente y alto riesgo”.
     “En consecuencia, solicitamos respetuosamente a la CNDH sujete su investigación al marco normativo que la rige y guarde la más estricta reserva de los asuntos a su cargo, hasta que no se hayan concluido los resultados de dicha investigación”, señaló.
    Romero Pérez confirmó la disposición de los gobiernos federal y estatal para proporcionar toda la información disponible “en el momento en que la CNDH lo considere oportuno”.
            Por su parte, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aclaró que la dependencia no decide si condona pagos de energía eléctrica por causa de inundaciones, sino que son los organismos responsables de la política tarifaria.
            “La CFE sólo administra la generación de energía eléctrica, pero no decide si condona o no el consumo”, dijo el vocero de la paraestatal, Estefano Conde.
             Esta semana, el gobierno estatal y el Congreso de la Unión pidieron a la CFE que condone el consumo de energía en poblaciones inundadas y también a los ayuntamientos que operan bombas para desalojar agua, desde los meses de agosto a diciembre.
        En este caso, aseguró Romero Pérez, la petición del gobierno del estado debería dirigirse a las secretarías de Hacienda y Economía.
          En entrevista desde el Distrito Federal con una estación de radio, Romero dijo que en la cuenca del Alto Grijalva han llovido 5 mil millones de metros cúbicos aproximadamente, y sólo en tres semanas de septiembre el sistema de presas perdió mil millones de metros cúbicos de capacidad.
           “Somos los responsables de las presas, pero no de las lluvias. En la operación les puedo garantizar que son manejadas con el mayor rigor técnico, al margen de condiciones políticas. La prioridad número uno del Comité de Presas es la seguridad de la población”, subrayó.

Comentarios