México, lejos de la equidad y la justicia, advierte Ebrard

miércoles, 29 de septiembre de 2010

MEXICO, DF, 29 de septiembre (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, se pronunció hoy por un cambio profundo en el futuro inmediato del país que permita alcanzar la equidad y justicia acorde a los objetivos que diseñaron los fundadores de la patria.
    Categórico, dijo que México está “muy alejado” de los objetivos de equidad y justicia que diseñaron los héroes nacionales.
    Precisó que para el diseño del futuro inmediato de la Ciudad de México y del país se deben tener en cuenta los fundamentos y objetivos primordiales de quienes buscaron dotar a México de una nación y de una patria.
“El futuro es la equidad, sin equidad no hay prosperidad, debemos cambiar la forma de pensar porque nos hemos alejado de ese objetivo principal”, agregó Ebrard Casaubón al encabezar una guardia de honor en el Ángel de la Independencia.
Por lo que a él corresponde, sostuvo que ese es el compromiso y anhelo de todas las acciones de su administración.
    Antes de depositar una ofrenda de honor a los héroes de la Independencia, aseveró que se debe poner en el centro “de nuestra reflexión, de nuestros objetivos, de nuestra estrategia, de nuestros compromisos, aquellos valores fundadores que siguen siendo vigentes”.
    El jefe del gobierno capitalino señaló que México es una nación en el que unas 18.5 millones de personas sobreviven día a día y otros 12 millones carecen de acceso a los servicios básicos de salud; “seguimos viviendo en un país con demasiados abusos y privilegios”, acusó.
    Dijo que si hoy los mexicanos quieren conmemorar la gesta histórica, la grandeza de México y su potencial para el futuro, así como su derecho de ocupar el lugar que le corresponde en el mundo, “tenemos que recordar y tener en la mente y en los corazones el objetivo principal de la equidad, de la justicia y de un país diferente”.
    “Nuestros fundadores tenían razón: no se trataba sólo de ser independientes, sino de organizar un régimen democrático, pero también de procurar la equidad y la felicidad del pueblo, y ese objetivo sigue siendo hoy tan vigente como lo fue en su tiempo”, apuntó.

Comentarios