Admite Pemex fallas en Atlas de Riesgos

jueves, 13 de enero de 2011

MÉXICO, DF, 13 de enero (apro).- El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel, admitió que falló el Atlas de Riesgos con que cuenta la paraestatal para evitar tragedias por la explosión de ductos, como ocurrió en San Martín Texmelucan, Puebla, a mediados de diciembre, donde perdieron la vida 30 personas.

Durante su comparecencia ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, presidida por Francisco Javier Orduño, el director de Pemex señaló:

“A raíz de este terrible acontecimiento, surgieron muchas dudas acerca del Atlas de Riesgos; el Atlas existe, pero hay algo que nos indica que no estemos siendo suficientemente efectivos o que no le estemos dando el uso efectivo a este Atlas.”

Suárez Coppel dijo que Pemex, junto con las autoridades estatales y municipales, deberán revisar el funcionamiento del Atlas de Riesgos para aprovechar esa información que contiene y para que Petróleos Mexicanos asuma su responsabilidad ante ese tipo de percances.

El llamado Atlas de Riesgos es la representación geográfica de las instalaciones y activos de ductos y tiene como objetivo servir de base para desarrollar planes de prevención, mitigación y contingencia.

El 28 de diciembre anterior, el director de Pemex Refinación, Miguel Tame, aseguró que desde el 2007 la paraestatal entregó al gobierno de Puebla un Atlas de Riesgos en los que se identifican los municipios por donde atraviesan los ductos y el combustible que pasa por ellos.

Sin embargo, Suárez Coppel aceptó hoy en el recinto legislativo de San Lázaro que es muy difícil lograr un plan de contingencia que reduzca “a cero” los accidentes en las instalaciones.

El exdirector corporativo de finanzas de Petróleos Mexicanos acotó:

“Riesgos siempre existen en nuestros suelos, la industria es una industria de riesgo, y eso lleva a que nunca podemos disminuir a cero todo ese tipo de percances, lo que sí podemos hacer es invertir recursos suficientes, no nada más materiales, sino en tecnología, para controlar estos riesgos”.

Por otra parte, Suárez Coppel informó que el año pasado las autoridades federales desarticularon tres bandas criminales dedicadas al robo de combustibles, a quienes se les aseguraron 2 mil 500 millones de pesos, además de que se encuentran en investigación 75 empleados de Pemex.

El titular de la paraestatal reconoció ante los diputados que han aumentado las tomas clandestinas, al pasar de 462 en 2009 a 712 en el 2010 --aproximadamente 61%--, concentradas principalmente en los estados de Veracruz, Sinaloa, México, Tamaulipas, Nuevo León y Puebla.

 Suárez Coppel, quien también fue tesorero corporativo de Televisa, precisó que el robo de combustibles representa 0.4% del total de la producción de Pemex y 0.8% del total de ventas de la paraestatal, es decir, un total de 1.7 millones de barriles.