Independencia y Revolución, en el Palacio de Iturbide

jueves, 20 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 20 de enero (apro).- Independencia y Revolución. Historia y Arte Popular  es el nombre de la muestra que se exhibe en el Palacio de Iturbide, también conocido como el Palacio de Cultura Banamex.

Artesanos mexicanos fueron convocados para crear sus propios paisajes de la Independencia y la Revolución Mexicana, en una exposición conformada por distintas etapas de los procesos históricos, así como por grandes grupos de piezas que presentan a personajes y sus símbolos, además de escudos, banderas, héroes y las alegorías con representaciones generales de la historia patria.

La cuidadosa e inteligente museografía logra que el recorrido sea accesible y didáctico para los visitantes.

La visita inicia por el lado derecho, con la Independencia, hasta llegar a la que cierra circularmente con la Revolución. En la parte central se encuentran las escenas generales, donde fue colocado un Árbol de la Vida de casi cinco metros de altura, también decorado con paisajes de ambas gestas libertarias. La obra en barro es de la autoría del artesano Alfonso Soteno, originario de Metepec, Toluca.

Las piezas suman en total 994, con la participación de 79 grandes maestros del arte popular de 20 entidades de la Republica Mexicana.

La propuesta está claramente concebida para que la historia y las piezas dialoguen de manera simultánea, ya que se dividieron cuidadosamente los antecedentes de la Independencia, pasando por la primera etapa, que va de 1810 a 1811 (titulada “El estallido del Pueblo”); la segunda (“Juntas, Congresos y Constitución Insurgente”), que va de 1811 a 1815; la tercera (“Insurgencia y fragmentación de la insurgencia”), de 1815 a 1819, y la cuarta etapa, que abarca de 1820 a 1821 (“La consumación de la independencia y el movimiento trigarante”).   

La Revolución también está dividida en “antecedentes” y cuatro etapas: la primera, de 1908 a 1911, denominada “La caída del Antiguo régimen”; la segunda, de 1911 a 1913, “Madero y la era democrática”; la tercera, de 1913  a 1920, “La lucha constitucionalista”, y la cuarta etapa, “La Revolución hecha gobierno”, de 1920 a 1938.

La directora de Fomento Cultural Banamex, curadora y museógrafa de la muestra, Cándida Fernández, ha manifestado que la propuesta principal consiste en aportar la visión de los artistas populares mexicanos que aporten la conformación de imágenes históricas, apoyados por la información procedente de las más recientes investigaciones, con referentes visuales más precisos de la fisonomía de los actores reales de ambas gestas históricas.

El visitante podrá conocer la historia a través de esculturas, pinturas, arte objeto, cerámica, cera, cartonería, fibras vegetales, madera, textiles, maquetas y objetos realizados en barro.

Las obras son de Roque Vázquez, Carmen Gutiérrez Flores, Ramón Ramírez, Marcelino Eduardo Sánchez, Luis Guillermo Barrientos, María del Pilar Núñez Hernández, Rafael Julián, Gorka González Quiñones, Pedro Antonio Eurípides, Fernando Martínez y Pablo Dolores Regino.

Los creadores contaron con la asesoría de las historiadoras Guadalupe Jiménez Codinach, para el tema de la Independencia, y Teresa Franco González-Salas, para el de la Revolución.

Sin duda, esta exposición, es una gran oportunidad para conocer  trabajos de alta calidad, tanto técnica como estética, además de que reitera y renueva el maravilloso arte popular que se produce en nuestro país, capaz de conmover por su fuerza emotiva y su gran nivel de producción.

Y más: permite hacer un recorrido histórico dentro del marco de las conmemoraciones del inicio de los dos procesos históricos fundacionales de nuestra historia: la Independencia y la Revolución.

El Palacio de Iturbide, una bellísima casona remozada con un enorme patio central, está ubicado en la calle (hoy peatonal) de Madero 17, en pleno Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

ap/cvb

--FIN DE NOTA--