Alerta gobierno de El Salvador de peligro para la zona por cárteles mexicanos

miércoles, 5 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 5 de enero (apro).- El ministro de Defensa de El Salvador, el general David Munguía Payes, afirmó que las actividades de los cárteles mexicanos de las drogas en Centroamérica “generan nuevos desafíos” para la región.

Murguía Payes señaló que esta situación obedece a la presión a la que están sujetos los cárteles de la droga mexicanos, que se han visto obligados “a mover su retaguardia hacia el sur”.

En declaraciones a una televisora local, Murguía Payes afirmó que la mayor presencia del narcotráfico está en Guatemala y en la parte norte de Costa Rica, porque El Salvador, añadió, no ha sido una ruta principal de la droga.

La droga, apuntó, “viene vía Costa Rica, Nicaragua y, sobre todo, de la costa atlántica y luego del norte de Guatemala”, para moverse después a México y Estados Unidos.

Sin embargo, admitió que parte de la droga proveniente de Sudamérica y que va hacia el norte se queda en El Salvador, "porque necesitan gente local para moverla y normalmente lo han hecho con las pandillas, a quienes les pagan con producto, y eso genera la venta de droga al menudeo al interior del país, pero también la lucha entre pandillas por el control del mercado".

Según Murguía, el narcotráfico "ha tenido problemas para entrar a El salvador con la misma intensidad que en Guatemala, porque la Fuerza Armada está colaborando con la policía y las actividades de seguridad están siendo bien coordinadas".

El general salvadoreño recordó que en marzo de 2009, los ministros de la Defensa de Honduras, Guatemala y El Salvador se reunieron para diseñar planes de combate al narcotráfico en la zona.

Más tarde, dijo, los jefes de inteligencia de esos países planificaron una serie de estrategias contra el flagelo en el llamado "triángulo norte", y e septiembre de 2010 hubo otra reunión ampliada en la "que estuvimos los ministros de seguridad, directores de policía y ministros de Relaciones Exteriores para realizar un esfuerzo conjunto en contra del narcotráfico", concluyó.