Inicia caravana por derechos de los indocumentados

viernes, 7 de enero de 2011

ARRIAGA, Chis., 7 de enero (apro).- Activistas defensores de los derechos humanos y decenas de inmigrantes iniciaron hoy en Arriaga, Chiapas, la caravana “Paso a paso hacia la paz”, que tiene como objetivo demandar protección para los indocumentados que cruzan por el país con destino hacia Estados Unidos.

Después de acusar al Instituto Nacional de Migración (INM) y a la empresa Ferrocarriles del Istmo de intentar sabotear la caravana, los promotores iniciaron una procesión con mantas y pancartas que partió del albergue Casa Hogar del Señor de la Misericordia rumbo a la estación del ferrocarril; a su paso por las vías se sumaron más indocumentados.

La procesión fue encabezada por los sacerdotes Heyman Vázquez Medina, de la parroquia de Arriaga; Alejandro Solalinde Guerra; y Fernando Cruz, coordinador de atención a migrantes de Oaxaca; así como por los activistas Elvira Arellano, Irineo Mujica, Rubén Figueroa y Eduardo García, entre otros.

Escoltados por elementos de la Marina, la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), la marcha arribó a la plaza central de esta ciudad, donde los promotores realizaron un mitin y ofrecieron una conferencia de prensa para denunciar los abusos en contra de los migrantes centroamericanos que cruzan por territorio mexicano, en particular quienes ha sufrido secuestros y extorsiones en los límites de Chiapas y Oaxaca.

El sacerdote Heyman Vázquez Medina recordó que el problema se agudizó en Arriaga debido a que, luego de que el huracán Stan destruyó las vías del tren en Tapachula, en octubre de 2005, los indocumentados tienen que abordar el ferrocarril en esta localidad chiapaneca, después de caminar, al menos, ocho días desde la frontera guatemalteca.

Destacó que, si bien se han registrado asaltos y agresiones a los migrantes en ese tramo de Tapachula hasta Arriaga, es a partir de este punto, cuando abordan el tren, que comienzan sus verdaderos problemas, ya que son víctimas de secuestros y extorsiones que terminan en mutilaciones, tortura y asesinatos.

A su vez, el sacerdote Solalinde dijo que la región del Itsmo se ha convertido en “una tragedia humanitaria”, pues los migrantes han sufrido hasta los más deleznables atropellos a sus derechos humanos; lo peor, agregó, es que la impunidad persiste en toda la región, pues la justicia no llega para las víctimas.

Mencionó que en la región están coludidos policías y agentes del INM con las bandas de criminales que secuestran, extorsionan, torturan y asesinan a los inmigrantes. Expuso que en los cinco años que lleva como promotor y defensor de los derechos humanos de los migrantes ha constatado una serie de violaciones a sus derechos, pero en el 2010 se recrudecieron esas agresiones.

Dijo que debido a las denuncias de agresiones que ha hecho públicas, ha sufrido de amenazas de muerte. Al respecto, consideró que su muerte no será ordenada por el crimen organizado, como Los Zetas o los Mara Salvatrucha, ya que ha convivido con ellos y conoce, incluso, sus nombres y apellidos.

La orden, agregó, podría venir de “un alto funcionario del gobierno de Oaxaca o el gobierno federal, porque es hasta esos niveles que ha incrustado la delincuencia organizada”.

“Con mis denuncias he trastocado sus intereses, los secuestradores son el último eslabón de la delincuencia organizada que se debe combatir en las más altas esferas políticas gubernamentales”, dijo Solalinde, quien insistió en que el INM debe desaparecer.

El primer tren del año partió el sábado 1 de enero, el segundo tren salió ayer jueves 6, y se espera que el tercer tren parta de Arriaga el próximo sábado 8 de enero. En ese tren la caravana de activistas y migrantes pretenden abordarlo para llegar hasta Chahuites, Oaxaca, donde pernoctarán para efectuar una protesta y luego llegar hasta Ixtepec.

 

Gabino ofrece garantías

Mientras tanto, en Oaxaca el gobierno del estado afirmó que otorgará todas las facilidades para que la caravana haga uso de su derecho a la libre expresión.

Dagoberto Carreño Gopar, subsecretario de Derechos Humanos de la secretaría general de Gobierno; señaló que la caravana de activistas contará con un dispositivo especial de seguridad.

“Personalmente estaré en Chahuites para verificar que haya las condiciones necesarias de seguridad, el gobierno de Oaxaca tiene como premisa fundamental el respeto a los derechos humanos y da la bienvenida a toda actividad de quienes buscan sean respetados en el marco de la ley", afirmó en entrevista.

El funcionario estatal consideró importante abrir la interlocución con este tipo de expresiones toda vez que también buscan y deben ser escuchadas. "El gobierno de Oaxaca tiende la mano a estas manifestaciones y está dispuesto a colaborar con lo necesario para atender sus demandas".

 

Comentarios