'Jova' deja cinco muertos y 7 mil 500 damnificados en Jalisco y Colima

miércoles, 12 de octubre de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Un saldo de cinco muertos, una persona desaparecida, 7 mil damnificados, 3 mil 168 evacuados y cuantiosas pérdidas materiales dejó el paso del huracán Jova por los estados de Jalisco y Colima, de acuerdo con reportes de las autoridades municipales y estatales. En Jalisco, según reportes preliminares, el fenómeno meteorológico causó cuatro muertos, 4 mil 500 damnificados y mil 168 evacuados. Costa Alegre, Cihuatlán y Melaque fueron las poblaciones más afectadas. En el primer municipio fue donde se reportó la muerte de dos mujeres, quienes fallecieron después del desgajamiento del cerro El Barreto. Dos de las víctimas, madre e hija, fueron identificadas como Norma Yolanda Rebolledo, de 20 años, e Inés Rebolledo, de cinco, según lo informó el secretario Gobierno de Jalisco, Fernando Guzmán. Los otros dos fallecidos fueron una mujer y un adolescente, quienes perdieron la vida al colapsar su casa en el municipio de Tomatlán, en la costa norte de Jalisco. El percance ocurrió en la comunidad José María y Morelos, informó el director de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco, Trinidad López Rivas. En Melaque, El Grullo, La Huerta y Autlán se reportaron desgajamientos de cerros, poblaciones incomunicadas, deslaves en diferentes zonas de las carreteras, desbordamiento de ríos y decenas de poblaciones sin suministro de electricidad o agua potable. En San Gabriel, unas 15 familias fueron rescatadas de la corriente del río que atraviesa el pueblo. Las autoridades de Cihuatlán notificaron que se preparan para solicitar apoyo especial del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), sin embargo el gobierno de Jalisco aún analiza la situación. En la región Costa Norte, los albergues preparados por Protección Civil dieron alojo a cerca de 700 personas que dejaron sus casas ante las fuertes inundaciones; 400 de ellos son habitantes de Puerto Vallarta y 250 son vecinos de Cabo Corrientes. Durante la tarde del miércoles 12, el helicóptero Fénix de la Unidad Estatal de Protección Civil de Jalisco realizaba labores de rescate de personas que quedaron atrapadas a las orillas del río Marabasco; entre ellas se auxilió a dos mujeres embarazadas. El fenómeno meteorológico entró a tierra jalisciense aproximadamente a la una de la mañana de hoy, por la zona de Punta Careyes. A las 5:54, un temblor de 4.7 grados en la escala de Richter sacudió Cihuatlán, cuyo epicentro se localizó a 198 kilómetros al suroeste de ese municipio, pero sin ninguna afectación a la población civil. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) reconoció que hay más de 25 mil usuarios afectados por falta de energía eléctrica en la costa de Jalisco. Las autoridades estatales advirtieron que las lluvias continuarán hasta el viernes 14, y se dijeron confiadas en que Jova, degradado a tormenta tropical desde esta madrugada, se desvanezca y no cause problemas en la inauguración de los XVI Juegos Panamericanos que arrancan ese mismo día. Afectaciones en Colima En tanto, en Colima Jova dejó una persona fallecida y otra desaparecida, cerca de 2 mil 500 damnificados y cuantiosas pérdidas materiales en infraestructura urbana y en el sector agrícola tras haber tocado tierra esta madrugada. El huracán empezó a debilitarse y por la tarde ya había descendido a la categoría de tormenta tropical. Ante los daños registrados, desde este miércoles 12 las autoridades estatales iniciaron los trámites para que Colima sea declarado zona de desastre y de esta manera acceder a los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden). En la comunidad de Tecolapa, municipio de Tecomán, la corriente de agua arrastró una camioneta con una mujer de 73 años en su interior y, según el coordinador estatal de Protección Civil, Melchor Ursúa Quiroz, la víctima no había sido localizada. En tanto que en la cabecera municipal una joven de 23 años murió ahogada al sufrir un ataque epiléptico y caer en un caudal de agua que pasaba por su calle. Además de los fuertes vientos que provocaron la caída de árboles y postes en las principales ciudades del estado, sobre todo en el puerto de Manzanillo, las lluvias alcanzaron un nivel de 258 milímetros en apenas unas horas, lo que generó el desbordamiento de ríos y daños en varios miles de viviendas. Según cifras del gobierno estatal, en el transcurso de la madrugada y la mañana de este día fueron evacuadas de sus domicilios y trasladadas a los albergues unas 2 mil 489 personas, la mayor parte en el municipio de Manzanillo, seguido por Coquimatlán, Tecomán, Comala, Armería y Colima. Asimismo, varias carreteras resultaron colapsadas y bloqueadas por derrumbes y desgajamientos de cerros, particularmente en la autopista Manzanillo-Colima y la carretera Colima-Minatitlán, además de decenas de caminos vecinales, situación que provocó la incomunicación de comunidades rurales. En la capital del estado, al menos tres puentes –uno de ellos a dos cuadras del Palacio de Gobierno– se derrumbaron ante el fuerte caudal de los ríos Colima y Pereyra, de cuyos márgenes fueron evacuadas varias familias que se encontraban en situación de peligro. Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) evacuó a 72 pacientes del Hospital General de Zona número 1, ubicado en la avenida De los Maestros, hacia el edificio de la escuela secundaria Enrique Corona Morfín y al Hospital Regional Universitario, como medida preventiva ante el riesgo por la corriente del río Colima, que hace diez años ya había provocado la inundación de las instalaciones del nosocomio. El gobernador Mario Anguiano informó que en Manzanillo, Santiago, Salagua y Miramar hubo inundaciones, así como en los barrios 4 y 5 del Valle de Las Garzas. En Armería también se registran algunas inundaciones en las colonias bajas del sur de la ciudad; en Coquimatlán, la colonia Las Higueras se encuentra incomunicada y, en Tecomán, las colonias San Antonio y Las Palmas se encuentran anegadas. El titular del Ejecutivo también comunicó que las carreteras registran algunas afectaciones, como la vía Colima-Manzanillo a la altura de La Salada, que “tiene algunas incomunicaciones a la altura de Tepalcates y lo que es el arroyo de Las Adjuntas, en El Colomo, en la carretera que va de Villa de Álvarez a Minatitlán, la tenemos cerrada”. Además, la carretera que va de Marabasco a El Charco también registra inundaciones y no se puede tener comunicación; lo mismo en la carretera de Coquimatlán a Pueblo Juárez y en la carretera que va de Pueblo Juárez a Agua Zarca; también hay afectaciones en el libramiento a Los Limones, en que la comunicación está cortada a la altura del río Colima. Asimismo, hay inundaciones en la carretera que va de Colima a Tepames, en el crucero de Las Guásimas, y también se colapsó el puente del libramiento que está a la altura de la gasera. Anguiano Moreno dio a conocer que ya tuvo comunicación con el gobierno federal para iniciar los trámites para acceder a los recursos del Fonden, que tiene dos apartados; el primero, es el de Atención a la Emergencia y, el segundo, el de Reconstrucción de partes que resultaron dañadas. Señaló que en este momento se podría acceder a los recursos del primer apartado y, posteriormente, se haría la cuantificación de los daños para poder solicitar recursos para ayudar a las personas que tuvieron afectaciones en su patrimonio e infraestructura. Tanto el gobierno del estado como la Universidad de Colima anunciaron que ante los daños causados por el huracán se extenderá un día más, hasta este jueves 13, la suspensión total de actividades en los planteles escolares de la entidad, desde el nivel básico, hasta el nivel superior.

Comentarios