Cae presunto líder del grupo criminal "La Barredora"

martes, 18 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- Elementos de la Policía Federal (PF) capturaron en el Estado de México a Christian Arturo Hernández Tarín, El Cris, presunto fundador de la organización delictiva La Barredora, que opera en Acapulco, Guerrero.  El jefe de la División Antidrogas de la PF, Ramón Eduardo Pequeño García, presentó este martes a Hernández Tarín y a tres de sus cómplices, a quienes se les aseguró un vehículo marca Porsche Cayenne blindado, modelo 2006; cuatro armas largas AK-47 calibre 7.62, conocidas como “cuerno de chivo"; seis cargadores para arma larga calibre 7.62 abastecidos; un arma corta, y equipo de comunicación. En conferencia de prensa, el funcionario federal afirmó que además de El Cris, de 30 años de edad, La Barredora es encabezada por Hernández Tarín y Eder Jair Sosa Carbajal, El Cremas, y tiene su zona de operación en Punta Diamante, Puerto Marqués, Bonfil, Barra Vieja, El Cayaco, Tres Palos, La Sábana, Llano Largo, El Coloso y Colosio. La célula criminal y el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), detalló, son escisiones del grupo que encabezaba Edgar Valdés Villareal, La Barbie, capturado en agosto de 2010. Ambos grupos se disputan la plaza de Acapulco y a los dos se les responsabiliza de la exacerbada violencia que vive actualmente ese destino turístico. De acuerdo con Pequeño García, El Cris, originario de Acapulco, Guerrero, es hijo de Arturo Hernández González, El Chaky, exlugarteniente de los hermanos Amado y Vicente Carrillo Fuentes, y actualmente se encuentra recluido en un penal de máxima seguridad por diversos delitos. Tras la captura de su padre, en 2003, Christian Arturo Hernández Tarín se dedicó al trasiego de mariguana de Ciudad Juárez Chihuahua, hacia Estados Unidos, junto con su hermano Emanuel Hernández Tarín, El Pepino, con la anuencia de Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy. Por presiones de José Luis Ledezma, El JJ, identificado como líder del grupo de La Línea, al servicio del Cártel de Juárez, El Cris salió de esa ciudad fronteriza en 2005. Posteriormente trató de establecerse en Gómez Palacio, Durango, pero tuvo que salir de ahí por diferencias con Sergio Enrique Villarreal Barragán, El Grande. Finalmente, en 2005 fue recibido por Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, en Cuernavaca, Morelos, quien al enterarse de lo ocurrido le ofreció integrarse a su organización, asegurándole que Villarreal Barragán sería castigado. Según las investigaciones de la PF, Hernández Tarín empezó a trabajar con Arturo Beltrán Leyva en 2005, y a la muerte de éste se integró al grupo de seguridad de Gamaliel Aguirre Tavira, El Güero Huetamo, hasta que fue detenido en julio de 2010. En la célula de los Beltrán Leyva, El Cris se desempeñó como escolta y homicida al servicio de Miguel Araujo Moreno El Buche, operador y persona de confianza de Arturo Beltrán. En 2009, Arturo Beltrán y El Buche cayeron durante un enfrentamiento con las Fuerzas Armadas en Cuernavaca, Morelos. Ese día Hernández Tarín se encontraba en Acapulco y había recibido la orden de preparar a varios hombres para movilizarlos a Cuernavaca y apoyar a sus jefes en Morelos, pero fueron abatidos antes de que pudieran llegar. Tras la captura de La Barbie, la organización de La Barredora sufrió una ruptura después de que Carlos Montemayor González, El Charro, suegro de Valdés Villareal, tomó el control del grupo criminal, hecho que disgustó a las células operativas. Sus acérrimos rivales son Moisés Montero Álvarez, El Koreano, quien fue detenido el pasado 1 de agosto, y Carlos Antonio Barragán Hernández, El Melón, identificados como líderes del CIDA. Según la PF, El Cris tenía bajo su mando al menos a 100 personas, quienes realizaban funciones de seguridad, homicidios, halcones y distribuidoras de droga en Acapulco. Durante el operativo de este martes, en el que fue capturado Hernández Tarín, también fueron aprehendidos José Carlos Espinoza Moreno, El José, de 27 años de edad; Jorge Humberto Silva González, El Vago, de 30, y José David Sánchez Delgado, El Loco, de 64 años. Los cuatro detenidos fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, quien continúa con la integración de la averiguación para deslindar responsabilidades.