Peña Nieto es un producto "chatarra": AMLO

miércoles, 5 de octubre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- El líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, convocó a los ciudadanos a un nuevo pacto social para frenar la violencia que impera en el país, e impulsar la recuperación económica que, dijo, tanta falta le hace a México. El excandidato presidencial también se refirió aquí a Enrique Peña Nieto, de quien, dijo, es un producto “chatarra”, más conocido por estar casado con una actriz de telenovela (Angélica Rivera) que por sus resultados cuando gobernó en el Estado de México. No obstante, el aspirante presidencial reconoció que el candidato a vencer en la elección de 2012 es, precisamente, Peña Nieto, a quien, añadió, pretenden imponer “los que mandan en el país”, o sea el grupo que comanda el expresidente Carlos Salinas de Gortari, dijo. El pasado 26 de septiembre, el presidente nacional del PRI, Humberto Moreira, auguró que el rival a vencer en 2012 será Andrés Manuel López Obrador, quien –sostuvo– está por encima de los aspirantes de Acción Nacional (PAN) en las encuestas. “Estamos trabajando para ganarle (a López Obrador) el 1 de julio de 2012”, dijo en rueda de prensa el dirigente priista, quien de antemano descartó al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, como posible candidato de la izquierda. Moreira basó su afirmación en las encuestas recientes que, según él, ubican al tabasqueño en el segundo lugar de las preferencias con miras al 2012. Al encabezar en esta ciudad un evento con empresarios regiomontanos en el Centro Internacional de Negocios (Cintermex), López Obrador presentó su proyecto de nación, pero antes señaló que en la elección de 2006 los empresarios fueron engañados cuando les vendieron la idea de que él estaba en contra de los hombres de negocios. “Eso no es cierto, nosotros estamos a favor de los que invierten, los que generan empleos. Estamos en contra de  la corrupción, de la riqueza mal habida, no en contra del hombre y mujer que con esfuerzo y trabajo logran un patrimonio y se dedican a invertir y a generar empleos”, puntualizó. Y añadió que para que haya crecimiento es indispensable una sana competencia, sin que se protejan monopolios desde el poder, a fin de que los mexicanos accedan a un sistema económico de libre mercado. De acuerdo con López Obrador, en el corto plazo lo más importante es reactivar la economía doméstica y generar millones de empleos para todos los mexicanos, luego de lo cual señaló la necesidad de combatir la extrema pobreza y el creciente desempleo como una forma de frenar la violencia. El exjefe de Gobierno del Distrito Federal también se pronunció por acabar con los monopolios que tanto daño le han causado a la nación durante los últimos 30 años, en perjuicio del poder adquisitivo de las familias mexicanas. Para lograr esto, subrayó, es necesario contar con un gobierno eficaz y honesto, y con un programa económico dirigido a fortalecer a los sectores productivos que han sido abandonados por décadas. Al referirse a la política exterior, consideró indispensable que haya un trato de buenos vecinos con Estados Unidos, por los 3 mil kilómetros de frontera que comparten los dos países y los millones de mexicanos que allá laboran. “Debe haber una política de buena vecindad, no poniendo el acento en la cooperación militar, en un marco de respeto a nuestro país, libre y soberano, que no queremos sea protectorado o colonia de ningún país extranjero”, dijo. Al ser cuestionado sobre las similitudes de sus propuestas políticas con las del presidente venezolano, Hugo Chávez, y las del exmandatario de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva, López Obrador aseguró que él lo hubiera hecho mejor. “Si hubieran respetado nuestro triunfo, el ejemplo a seguir hoy no sería Brasil, sino México”, afirmó. Durante el evento, López Obrador estuvo acompañado por el empresario Alfonso Romo Garza; el presidente de la Unión Nacional de Empresarios Independientes (ANEI), Fernando Turner Dávila, y el expresidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local, Malaquías Aguirre López.

Comentarios