Dan balazo a niña de 11 años; 17 asesinados en la jornada

jueves, 17 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Autoridades policiales de cinco entidades del país reportaron la muerte de al menos 17 personas en las últimas horas. Según reportes oficiales, dos hombres fueron ejecutados en distintos puntos de Acapulco, en el estado de Guerrero. El primer hallazgo se produjo poco después de las 10:30 horas en la colonia Francisco Villa, en el puerto de Acapulco, donde fue localizado el cuerpo de un hombre de aproximados 40 años, quien estaba tirado sobre la calle con un tiro en la cabeza y las manos amarradas con cinta canela, refiere un parte de la policía porteña. Simultáneamente, se reportó la muerte de un joven que era trasladado al hospital general Vicente Guerrero, a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja. La víctima, de la que no se especifica el lugar donde fue recogida por los paramédicos, presentaba un disparo en la cabeza y tenía las manos esposadas. En otro hecho violento, una menor resultó herida de bala esta mañana frente a un plantel escolar del municipio de Atoyac de Álvarez, en la región de la Costa Grande de la entidad. El hecho se reportó a las 09:00 horas en la comunidad de El Quemado, cuando la niña Guadalupe Muñoz Guzmán, de 11 años, caminaba sobre una calle donde se ubica la escuela primaria Vicente Guerrero. La menor recibió un impacto de bala en la pierna derecha. Por otra parte, en un enfrentamiento entre militares y presuntos delincuentes, registrado la madrugada de este jueves en la ciudad de Durango, dejó como saldo tres civiles muertos y al menos cuatro detenidos. Según testigos, el choque violento se dio en dos frentes: uno sobre la carretera Durango-Fresnillo, con intercambio de disparos en las colonias Valle Verde Oriente y Liberación Social; y el otro, en el poblado 15 de octubre. Los fallecidos fueron encontrados dentro de tres camionetas de modelo reciente, en Valle Verde Oriente. Se aseguró, además, una casa de seguridad en la colonia Liberación Social; habría sido su detección la que derivó en el enfrentamiento armado. Hasta el momento no se ha confirmado la identidad de los detenidos. En tanto, dos hombres fueron encontrados calcinados en la cajuela de un automóvil en Michoacán. De acuerdo con la Policía Ministerial del estado el vehículo estaba abandonado en un paraje de la comunidad de San Agustín del Maíz, municipio de Copándaro. Los cuerpos calcinados fueron encontrados en un automóvil VW tipo Jetta, blanco. En Sinaloa, hombres armados irrumpieron en una clínica privada y asesinaron a un paciente que había ingresado horas antes con una lesión de bala. Hace casi dos meses, en el mismo nosocomio, ubicado por la calle Escobedo, un comando sometió a dos policías y rescató a un hombre de 24 años, quien se encontraba en calidad de detenido. Según las primeras indagaciones, el hombre de 21 años fue internado con una lesión de bala en el cuerpo y horas después se presentaron los hombres armados. En Nuevo León, autoridades policiales informaron que esta madrugada se registró el asesinato de ocho personas en la entidad; entre las víctimas se encuentra un policía de Monterrey. En el primero de los hechos, la Agencia Estatal de Investigaciones indaga el asesinato a balazos de dos jóvenes que se encontraban sentados afuera de una tienda de abarrotes; presunto punto de venta de narcomenudeo en la colonia CROC, al poniente de la capital del estado. En el municipio de Cadereyta otros dos jóvenes fueron asesinados de manera similar; las víctimas ingerían bebidas embriagantes cuando el comando atacó el lugar. Posteriormente, en Guadalupe dos jóvenes más fueron asesinados con fusiles calibre .223, de los denominadas “matapolicías”, en el cruce de las calles Río Hondo y Valparaíso de la colonia popular Cañada Blanca. Después, un policía de Monterrey de 47 años fue asesinado con fusil .223 en los cruces de 21 de Marzo y Prisciliano Elizondo, de la colonia Nuevo Madero. Aunque su compañero repelió la agresión no pudo evitar la muerte del preventivo. También durante la madrugada, el encargado de un bar fue asesinado frente a la estación Aztlán del metro, en una populosa zona al poniente de la capital.

Comentarios