Impugnará el PRD elección en Michoacán

miércoles, 23 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, aseguró que esa fuerza política impedirá la incursión del crimen organizado en la campaña presidencial del 2012, pues argumentó que se corre el riesgo de que se imponga un “narcogobierno”. “No queremos que las ‘narcocampañas’, como la que se estableció en Michoacán con la pretensión de imponer un ‘narcogobierno’, se convierta el día de mañana, a escala nacional, en un Estado mafioso, pues ese es el riego que se correría si permitimos que se siente este precedente”, advirtió el dirigente partidista. Zambrano puntualizó que “no podemos consentir, como partido político y dirección nacional, que desde esta elección se marque la referencia con miras a los comicios presidenciales del 1 de julio del próximo año”. En rueda de prensa, Zambrano y Silvano Aureoles, candidato de las izquierdas en Michoacán, anunciaron que impugnarán la elección en esa entidad, debido a la presunta injerencia del narcotráfico en la campaña del priista Fausto Vallejo. “No puede ser alguien gobernante con sospechas o indicios de vínculos claros con el narcotráfico y, a partir de esto, sean grupos criminales quienes decidan quiénes gobiernan y quiénes no”, indicó Zambrano. Luego anunció que buscará reunirse con las dirigencias de PAN y PRI para atender este delicado tema y sentenció que no cejará en su empeño por denunciar y que se investigue la injerencia del crimen organizado en estos comicios. Dijo que si el gobierno federal inició esto dando a conocer grabaciones telefónicas del narco, es su obligación mantener las indagatorias hasta el final, pues no debe repetirse este episodio en las elecciones federales de 2012. “¿Ustedes se imaginan si este es el PRI que va a gobernar Michoacán, cuál será el PRI que va a gobernar México? Ese es el asunto de fondo que no vamos a permitir y no nos vamos a callar”, sentenció. Por su parte, el senador con licencia Aureoles advirtió que el priista Fausto Vallejo no puede asumir el gobierno de Michoacán en tanto no se aclaren las cosas, y también exigió a los panistas asumir una postura al respecto. Asimismo, se deslindó de las afirmaciones que lo acusan de haber recibido dinero del crimen organizado y se dijo dispuesto a presentarse ante las autoridades que así se lo pidan para que se le investigue. En Michoacán, denunció, se vulneró brutalmente el estado de derecho, y por ello “exijo que las autoridades correspondientes investiguen hasta las últimas con secuencias, hasta donde tope, porque este asunto va más allá de un resultado electoral”.

Comentarios