Deroga El Vaticano reglas impuestas por Marcial Maciel a Legionarios de Cristo

viernes, 25 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Vaticano sigue empeñado en borrar todo vestigio de Marcial Maciel en la orden de Los Legionarios de Cristo. Ahora, acaba de desconocer las más de mil reglas que gobiernan la vida de la congregación fundada por sacerdote pederasta. En una carta, el cardenal Velasio De Paolis, delegado del Papa Benedicto XVI, y quien está a cargo de la desacreditada orden religiosa, informó que dichas reglas carecían de un estatus legal porque nunca fueron aprobadas oficialmente, por lo que anunció éstas que serían reducidas por el Vaticano a un conjunto de lineamientos. Según el Vaticano, las reglas impuestas por Maciel tenían que ver desde cómo comer una pieza de pan, una naranja o espagueti, hasta qué ver en la televisión y cómo interactuar con familiares y extraños. Hace no mucho tiempo el sitio de Internet WikiLeaks reveló las más de mil reglas de los Legionarios de Cristo y luego del escándalo desatado por las revelaciones de pedofilia y abuso sexual contra seminaristas por parte de Maciel, el Vaticano se hizo cargo de ella. Fue hasta el año pasado que la orden admitió que el fundador mexicano de la orden abusaba sexualmente de los seminaristas y que fue padre de tres hijos. A través de una investigación, el Vaticano determinó que Maciel fue un fraude y en sus indagaciones descubrió los abusos psicológicos y espirituales que sufrían los fieles, abusos que el delegado del Papa dijo estar tratando de enmendar. Durante años, la Legión de Cristo dijo a sus miembros consagrados que las más de mil reglas que los regían, habían sido aprobadas por el Vaticano, cuando sólo habían sido consentidos 128 estatutos generales. Algunos exmiembros de la orden denunciaron que siempre se les decía que desobedecer cualquiera de las más de mil reglas, equivalía a desobedecer la voluntad de Dios, lo que los orillaba a buscar la perfección con base en esas normas que ahora son consideradas absurdas. En su carta, fechada el 21 de noviembre, el cardenal De Paolis, reafirmó que las reglas no tienen validez legal pues nunca fueron aprobadas oficialmente y anunció que se formará una comisión pequeña para "extraer" de las más de mil reglas sólo aquellas que son "estrictamente necesarias" para la vida y gobernabilidad del grupo. El escándalo de la Legión de Cristo, ha sido uno de los más difíciles en la historia de la Iglesia Católica del siglo XX. El papa Juan Pablo II, antecesor de Benedicto XVI, presentó a Maciel como un modelo a seguir, a pesar de que tenía conocimiento de las acusaciones de pedofilia que recaían sobre Maciel.

Comentarios