El próximo año habrá sequías en 68% del país: CCC

martes, 20 de diciembre de 2011
MÉXICO, DF, (apro).- El próximo año, México será uno de los países más afectados por el cambio climático: 68% del territorio nacional registrará pérdidas por severas sequías, la ausencia de alimentos y de agua, advirtió Max Correa, secretario general de la Central Campesina Cardenista (CCC). En la inauguración del Quinto Consejo Estatal de Dirigentes de la central campesina, recordó que en septiembre pasado las heladas devastaron, entre otros cultivos, más de 700 mil hectáreas de maíz y cebada, dejando pérdidas incalculables, así como una crisis social y económica entre productores y jornaleros agrícolas. Señaló que el Estado de México es el tercer productor de maíz y de papa; primero en haba, trucha, carpa, ovino y oyamel; sin embargo, consideró que estos números no son significativos cuando advertimos que la producción agropecuaria representa para la economía estatal sólo 1.3% del total de sus actividades productivas. Luego reconoció que el panorama no es optimista, pues hay dependencia alimentaria, heladas, sequías y pobreza. En el tema de la soberanía alimentaria, comentó que las organizaciones de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) consideran que un país debe producir hasta 75% de lo que consume. Correa Hernández expuso que en México la mitad de los granos que se consumen provienen de la importación, especialmente de Estados Unidos, de donde proviene 70% de lo que se adquiere del mercado internacional. Explicó que no es posible que el país logre competir en el mercado global y mantener una buena economía interna si es incapaz de tener una buena productividad en el sector primario, o garantizar la satisfacción de alimentos y materias primas. “La pobreza no es ajena al Estado de México. Las cifras son indignantes, ya que 43.7% de los mexiquenses son pobres, especialmente la población urbana, y un ejemplo severo es el municipio de Ecatepec, donde 10.2% de la población vive en pobreza extrema”, subrayó. Luego dijo que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo (Coneval) destacó que, entre 2008 y 2010, la “pobreza extrema aumentó abismalmente”. “Esta situación cobra dimensiones severas cuando consideramos lo dicho por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, que afirma que la pobreza en el Estado de México es la que más contribuye a la desigualdad en el país”, explicó. Lo que tenemos en esta entidad es una baja productividad del campo y una pobreza galopante que evidencian una severa crisis que impide avizorar un buen futuro, apuntó. Ante ello, Correa Hernández aseguró que a nadie conviene que se mantenga el rumbo de pobreza, sequías y dependencia alimentaria, de ahí que es tarea de todos resolver estas y otras dificultades de nuestra complicada situación nacional. El líder de la CCC consideró que el factor determinante en la solución de la oprobiosa agenda nacional es fortalecer la participación ciudadana.

Comentarios