Se agrieta el imperio de "Billy" Álvarez

sábado, 3 de diciembre de 2011
Una de las tres cementeras más importantes del país, la Cooperativa La Cruz Azul, no deja de estar en el centro de los escándalos. El feudo que maneja a placer Guillermo Billy Álvarez ha sido acusado de solapar malos manejos financieros, así como de lavado de dinero, daño patrimonial y extorsión. Ahora la presidencia misma de la cementera está bajo acusación de ser ilegítima. Un Consejo de Administración que trabaja “en el exilio” reclama la representación auténtica de la cooperativa Un nuevo escándalo sacude a la Cooperativa La Cruz Azul SCL: ahora los abogados Jorge Eugenio Olvera Quintanilla y Eugenio Olvera Pérez –padre e hijo, representantes del Consejo de Administración– acusan a Guillermo Billy Álvarez de usurpar el cargo de director general de ésta, una de las empresas cementeras más importantes del país. Los litigantes basan sus acusaciones en dos sentencias derivadas de dos denuncias interpuestas por el Consejo de Administración de la cooperativa que fue destituido por denunciar los ilícitos cometidos por el exauditor Carlos Terroba Wolf y el suspendido director jurídico, Víctor Manuel Garcés Rojo al amparo de Billy Álvarez, quien es su cuñado. La caja de Pandora se abrió hace poco más de un año cuando se descubrieron malos manejos financieros en la cooperativa. En su número 1736 Proceso reveló la compra a sobreprecio, en enero de 2007, del terreno donde se construyeron las oficinas de La Cruz Azul, a un costado del centro comercial Gran Sur en la Ciudad de México. Para esta transacción Garcés Rojo creó la firma Andrómeda Constructores Inmobiliarios, SA de CV, con la participación de su esposa, María Hilda Álvarez Cuevas –hermana de Billy y Alfredo; a este último su hermano lo destituyó como gerente comercial de la cooperativa y vicepresidente del equipo de futbol Cruz Azul por apoyar a sus opositores– y de cinco asesores de la dirección: Jesús Rafael González Collado, Fernando Luis Arista, Roberto Guízar, José Besil Bardawill y Carlos Javier Terroba Wolf. Este asunto confrontó a Billy Álvarez con Terroba Wolf, quien desde ese año dejó de trabajar en La Cruz Azul y decidió destapar la cloaca en una asamblea el 30 de septiembre de 2009 en la Ciudad Cooperativa Cruz Azul, Hidalgo: Ante 109 socios Terroba detalló el daño patrimonial que Garcés Rojo causó a las finanzas de alrededor de 2 mil 114 cooperativistas en más de 20 años y que se calcula en 15 mil 558 millones 937 mil dólares. Los detalles del fraude están documentados ante notario público (Proceso 1741). (Extracto del reportaje que se publica esta semana en la edición 1831 de la revista Proceso, que ya está en circulación)