Empresarios afines al PRI y al PAN están con Morena: AMLO

martes, 6 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El aspirante presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que empresarios que militaban en el PRI y en el PAN se han sumado al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con la idea, dijo, de impulsar su candidatura rumbo al 2012. Luego de participar en la reunión con la Asociación Interdisciplinaria de Juristas de México, en el arranque del ciclo de conferencia magistrales “Por México y para México”, el tabasqueño –quien anunció que el próximo viernes 9 registrará su precandidatura a la presidencia de la República– destacó que entre los empresarios que se han sumado a su proyecto está Fernando Canales Stelzer, hijo del exgobernador panista Fernando Canales Clariond. “Empresarios en general se están adhiriendo a nuestra campaña. Son empresarios que inclusive estuvieron en contra de nosotros en 2006, porque fueron engañados. Ellos mismos están reconociendo que se equivocaron y ahora se están sumando a nuestro movimiento. Son bienvenidos, porque nosotros nunca hemos estado en contra de los empresarios”, señaló en entrevista. Sobre la filiación priista o panista de esos personajes, López Obrador aseguró que no está en contra de los políticos “de base”, pues “el pleito”, precisó, es con los políticos corruptos de la cúpula partidista. Durante el encuentro, al que asistieron abogados, jueces, magistrados, diputados federales y locales, además del expresidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Genaro Góngora Pimentel, el candidato presidencial expresó su respeto a la Constitución, las leyes, la división de poderes y los derechos humanos. Asimismo, aseguró que defenderá la máxima de un jurista del siglo XIX, José María Iglesias: “Por encima de la ley, nada”. También expresó su respeto a la división de poderes porque, dijo, no comparte la idea autoritaria de que el poder de los poderes es el Ejecutivo. Luego pidió a los juristas participar en Morena para sacar al país de la decadencia. “Ayúdennos para que entre todos cambiemos al país y vivamos con dignidad y felices”, acotó. Casi al finalizar su ponencia, un jurista le cuestionó: “¿En qué aspectos filosóficos se basa esta reunión?”. Y el tabasqueño respondió: “Esta reunión se basa en los 136 artículos de la Constitución”. Poco antes convocó a elaborar una “constitución moral”, a partir de los tres fundamentos de la República amorosa: la justicia, la honestidad y el amor. “Estamos convocando a un constituyente, pero con el propósito de elaborar una cartilla moral, porque el problema de México no es nada más la falta de bienes materiales, sino también la pérdida de valores culturales, morales, espirituales”, subrayó. Con ello, agregó, se intentará buscar una solución al problema de la delincuencia organizada. Sobre el desliz del exgobernador mexiquense en la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara, cuando confundió al escritor Carlos Fuentes con Enrique Krauze, y no supo citar cuáles eran los tres libros que habían marcado su vida, el tabasqueño dejó que la pregunta fuera respondida por el mismo reportero, quien le cuestionó si el aspirante presidencial priista había mostrado ignorancia. --Usted me dice ¿que muestra qué? –preguntó el tabasqueño. --Ignorancia del precandidato del PRI –respondió el reportero. --No se escuchó –reviró el tabasqueño. El reportero alzó la voz: “Que si muestra ignorancia el precandidato del PRI…” Bromista, López Obrador insistió: “No se oye. Más fuerte. Muchas veces”. También le preguntaron sobre Ernesto Cordero, precandidato presidencial del PAN, quien también se equivocó al cambiar el nombre de la autora del libro La isla de la pasión, Laura Restrepo, por Isabel. López Obrador repitió la cita del pasado lunes 5, cuando en entrevista con Apro se le preguntó sobre la incultura de Peña Nieto, y para no entrar en polémica dijo: “Mire, yo creo que lo que la lectura no da, la mercadotecnia no otorga”. Las diferencias ¿con quién? Para el exjefe de gobierno capitalino, las diferencias políticas son con los miembros de las cúpulas partidistas, no con la base. Hoy, dijo, extraña a la gente que Peña Nieto no sea un asiduo lector, pero nada se dice de que la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, podría ser nombrada titular de la SEP si el PRI asume la presidencia en 2012. Probablemente producto de ese acuerdo, agregó, el expresidente priista Carlos Salinas de Gortari sea secretario de Hacienda y Crédito Público; que el exgobernador mexiquense y tío de Peña Nieto, Arturo Montiel, sea contralor, y el expresidente nacional del PRI, Humberto Moreira, secretario de Gobernación, pese a las peticiones para que rinda cuentas por la deuda de más de 36 mil millones de pesos adquirida durante su gestión como gobernador de Coahuila. “Eso es Peña Nieto. Es la corrupción. No es nada más eso de que no ha leído. Él encarna fundamentalmente la corrupción”, puntualizó. De nueva cuenta, los reporteros le preguntaron si la pifia de Peña Nieto en la FIL era producto de la mala calidad de la educación en el país, y López Obrador respondió: “El escritor Paco Ignacio Taibo II tiene un taller de fomento a la lectura. Yo creo que, con todo respeto a Paco Ignacio, podría invitar a Peña Nieto a participar en el taller”. La pregunta incómoda De manera insistente, un reportero michoacano le preguntó por qué había invitado a su proyecto a Manuel Bartlett, exsecretario de Gobernación en 1988 y artífice de la “caída del sistema”, que finalmente le dio el triunfo a Salinas de Gortari. “Yo no invité a Manuel Bartlett, ese es un asunto de los partidos, del PT en particular. Los partidos tienen derecho a elegir a sus candidatos”, respondió López Obrador. Subrayó: “No es un asunto apegado a la verdad, es parte de la manipulación de algunos medios de comunicación. El licenciado Manuel Bartlett no forma parte de Morena”.

Comentarios