Para el Edomex, alianza, no declinación, propone Ebrard

martes, 1 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 1 de febrero (apro).- Convertido en el “operador político” del PRD, Marcelo Ebrard, tiene la mira puesta ya en los comicios del 3 de julio próximo en el Estado de México, donde tiene su feudo el gobernador y puntero en las encuestas de preferencia electoral para la Presidencia, Enrique Peña Nieto.

En entrevista con Carlos Loret de Mola, en Primero Noticias, el jefe de Gobierno del Distrito Federal comentó que si la izquierda quiere ganar en las elecciones que se llevarán a cabo en territorio mexiquense necesita aplicar un modelo similar al que obtuvo la victoria en Guerrero.

“No necesariamente de declinación, sino de alianza", aclaró.

Lo que funciona es, explicó, que se tenga un buen candidato, "de propuesta clara" y "una polarización en la elección, el elector quiere claridad en la competencia".

Sin poder ocultar su alegría por los resultados electorales alcanzados en Guerrero, Ebrard añadió que "si se construyen opciones competitivas con clara propuesta de Izquierda, la victoria está garantizada. Eso es lo que quiere la gente. Esa es una muy buena solución. Se están logrando resultados y resultado contundentes", presumió.

Por lo pronto, el funcionario capitalino destacó las virtudes de su candidato en el Estado de México. 

“Encinas es una muy buena alternativa, ya fue jefe de gobierno y no es expriísta, es de los fundadores de la izquierda".

En la entrevista, Ebrard comentó también que Andrés Manuel López Obrador deberá hacer su propia lectura de los resultados obtenidos en Guerrero.

"Lo que diría es que en el Estado de México hay una consulta para preguntar a la gente que decisión deben tomar los partidos, vamos a ver qué es lo que la gente opina", dijo.

Loret de Mola le preguntó luego que si la victoria en Guerrero la sentía suya.

Ebrard respondió, diplomáticamente: "Más que propio, siento que gana un plataforma de izquierda, y el programa de gobierno va a ser inspirado en programas sociales del DF".

Sobre las acusaciones de tortura y desaparición que pesan contra Aguirre Rivero, el titular del GDF las minimizó y puntualizó que nada de eso se probó. “Si se hubiera probado (Aguirre) no hubiera sido candidato de la Izquierda", subrayó.

Y en relación con las acusaciones del PRI en el sentido de que los comicios en Guerrero fueron un “cochinero”, el funcionario que tuvo una activa presencia antes y durante la jornada, minimizó las criticas.

En lo personal, dijo, no creo haya sido una elección sucia.

"La confrontación esperada no ocurrió. Yo diría que es una elección que tienen resultados muy sorprendentes, se tuvo sólo una reacción masiva de la gente que fue a votar; creo que es muy buena la elección. Habrá candidatos que no les guste, pero fue un proceso con muchos resultados e incidentes muy menores".

         Por último, Ebrard se refirió a la renovación de la dirigencia nacional del PRD en marzo próximo y reiteró que Lázaro Cárdenas  me parece la mejor opción: “Me parece una buena alternativa, es joven, ya fue gobernador".

 

Comentarios