Ejecutan a 10 personas en Aguascalientes, Guerrero, Nayarit y Nuevo León

viernes, 11 de febrero de 2011

MÉXICO, D. F., 11 de febrero (apro).- En el marco de la violencia que azota al país, autoridades policiales de los estados de Aguascalientes, Guerrero, Nayarit y Nuevo León reportaron la muerte de al menos diez personas, en hechos presuntamente vinculados con el crimen organizado.
En la primera entidad, las autoridades locales reportaron el hallazgo de dos jóvenes maniatados y con la cabeza cubierta, en un domicilio ubicado en la calle Pozo de Rubí 107, del fraccionamiento Pozo Bravo, al norte de la ciudad capital.
Uno de los cuerpos tenía las manos atadas a la espalda y un cable eléctrico alrededor del cuello, por lo que se presume que fue estrangulado.
A unos 30 centímetros estaba el cuerpo de otro hombre, cuya cabeza fue cubierta con cinta canela, al igual que sus manos.
El hallazgo de ambos cadáveres se produjo la noche del jueves y hasta este momento se desconoce la identidad de las víctimas.
En Acapulco, Guerrero, los cadáveres de dos jóvenes fueron encajuelados en un taxi colectivo que fue abandonado sobre la Costera Miguel Alemán, a un costado del Club de Golf y frente al Centro de Convenciones Copacabana.
De acuerdo con los reportes de las secretarías de Seguridad Pública municipal y estatal, una llamada anónima al número de emergencia 066 informó que esta mañana, frente al Centro de Convenciones Copacabana, en la llamada Zona Dorada, un individuo se bajó y dejó abandonado un taxi colectivo con dos hombres encajuelados.
Según el reporte policial, una mujer que realizaba sus ejercicios matutinos observó cuando un joven “se bajó del taxi amarillo y lo cerró, para en seguida atravesarse la Costera Miguel Alemán y tomar un taxi. Entonces dijo que se regresó y pudo observar que estaba escurriendo sangre de la parte trasera del carro".
La unidad se encontraba estacionada a un costado de la principal arteria turística del puerto, y era un taxi amarillo con número económico 1995 y placas de circulación 2995 FFY, del sitio número uno de “Las Cabañas del Princes”, perteneciente a la Agrupación de Taxis Amarillos y Adheridos del estado de Guerrero AC.
El vehículo fue transportado en una grúa a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde se abrió la cajuela de la unidad de transporte colectivo y en su interior se encontraron los dos cuerpos con un mensaje que rezaba: Esto me pasa por trabajar con Melón, Coreano y Padrino. Sigues tu director del Cereso. Att: La barredora.
Por otra parte, durante las primeras horas de este viernes, elementos de la Policía Preventiva del estado de Nayarit reportaron el hallazgo de un vehículo totalmente calcinado, en cuyo asiento trasero estaba el cuerpo de una persona del sexo masculino, completamente quemado.
Los hechos se registraron en la colonia Insurgentes, ubicada en la periferia de la capital, donde se reportó una explosión.
Las autoridades investigan el hecho y buscan establecer la identidad de la persona calcinada para informar a sus familiares.
    En la misma entidad, tres presuntos sicarios perdieron la vida y dos más resultaron heridos durante un enfrentamiento entre bandas rivales del crimen organizado.
El ataque ocurrió en el poblado las Peñitas, en el cruce de la carretera federal libre número 15, que conecta a las poblaciones de Tepic y Tuxpan con Mazatlán, Sinaloa.
Los presuntos delincuentes que fueron ejecutados estaban encapuchados y viajaban en una Jeep Grand Cherokee negra.
En Monterrey, Nuevo León, dos personas fueron asesinadas y una mas resulto herida en un ataque perpetrado en el norte de la ciudad.
Los hechos ocurrieron en el cruce de las calles Democracia y Juan Méndez, en la colonia Del Norte, poco después de las 18:00 horas.
Y en Durango, un  comando que viajaba a bordo de una camioneta Nissan tipo X Terra asaltó una comitiva de Distribuidora Conasupo (Diconsa) en el municipio de Poanas, a unos 80 kilómetros de la capital, para apoderarse de cerca de 500 mil pesos.
Los hechos ocurrieron ayer, cerca de las 17:00 horas, cuando los vehículos de Diconsa circulaban por un camino vecinal. Los delincuentes amenazaron con armas largas a los empleados, quienes entregaron todo lo que llevaban.