El narco tuvo acceso al expediente médico de Calderón: Wikileaks

lunes, 21 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 21 de febrero (apro).- Un cártel del narcotráfico tuvo acceso al expediente médico del presidente Felipe Calderón Hinojosa, gracias a un “integrante corrupto del primer círculo” del mandatario, según un cable secreto de Estados Unidos filtrado por Wikileaks.
    Este lunes, el diario La Jornada, dio a conocer el contenido de uno de los tres mil mensajes que le entregó Wilkileaks y que está clasificado como “secreto”.  El cable fue enviado el 20 de enero de 2009 por el entonces embajador de Estados Unidos en México, Anthony Garza, designado durante la administración de George W. Bush (2001-2009).
En el cable 09MEXICO133 se da a conocer que el presidente Felipe Calderón ha sido víctima de amenazas de muerte, aunque no se detalla cuándo ocurrieron éstas ni en qué fecha se registró la fuga del expediente médico. Tampoco se precisa de qué organización criminal se trata.
En marzo de 2007 Calderón admitió que sí ha recibido amenazas. De la última que se tiene registro fue hecha por La Familia michoacana en diciembre del año pasado.
La redacción del cable se hizo cuando se llevó a cabo el arresto del mayor Arturo González Rodríguez, miembro del Estado Mayor Presidencial (AMP), en diciembre de 2008, en el marco de la “Operación Limpieza” emprendida por la fiscalía con la finalidad de investigar vínculos del crimen organizado con funcionarios de gobierno.
El embajador calificó entonces el arresto como “la más grave violación de la seguridad hasta la fecha, pero no es sorprendente” si se considera que durante los seis meses anteriores habían caído 25 altos funcionarios y agentes de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).
Añadió que el caso demuestra que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no investigó adecuadamente ni supervisó a un oficial que participó en brindar seguridad al presidente”.
Aunque el militar detenido no formaba parte del círculo íntimo del presidente, Tony Garza señala en su reporte a Estados Unidos que el caso “también muestra que los cárteles han logrado infiltrarse en un área significativa de los aparatos de seguridad del gobierno de México”.
El cable de Wilkileaks señala que González Rodríguez era informante del cártel de los Beltrán Leyva desde 2005, grupo al que proporcionaba información limitada sobre las actividades y planes de los viajes del presidente Felipe Calderón.
Esa información era usada para evitar la seguridad en torno al presidente, no para hacerlo blanco de un atentado, según un informante citado en el cable.
De acuerdo con el cable, Tony Garza criticó que las propias autoridades mexicanas, en particular  el general Cuevas, segundo al mando en el EMP, minimizaran el caso del mayor González.
Según el cable, el general Cuevas no estaba demasiado preocupado porque el mayor no tenía acceso cercano al presidente. Óscar Rocha, asesor del procurador general Eduardo Medina Mora, dijo que González no era uno de los guardias personales de Calderón, pero tenía acceso a sus movimientos para facilitar los desplazamientos de su unidad.
Para Estado Unidos, sin embargo, no se trataba de un asunto menor, pues si bien no se sabe qué información o detalles exactos pasaba el mayor González a los cárteles, “se trata de una falla importante en la seguridad”.
De hecho, refiere que “la Secretaría de la Defensa Nacional reconoce el peligro de la corrupción en el Ejército, en su combate al narcotráfico, sobre todo en las guarniciones de campo”.
La información llegó a Tony Garza, según el cable de Wilkileaks, a través de miembros del Estado Mayor Presidencial, grupo encargado de la protección de los presidentes de México.

Comentarios