AMLO, un oportunista: Ortega

viernes, 18 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 18 de marzo (apro).- A menos de 15 días de dejar la dirigencia nacional del PRD en medio de su peor crisis, Jesús Ortega  arremetió contra Andrés Manuel López Obrador, a quien tildó de “oportunista”.

En entrevista con W Radio, el dirigente perredista que busca coronar su gestión con la alianza PAN-PRD en el Estado de México recordó que Cuauhtémoc Cárdenas, en 1988, y Andrés Manuel López Obrador, en el 2000, negociaron con los panistas una candidatura única.

"La memoria es flaca, por un lado, y luego otros están dispuestos a olvidar la historia o a ocultarse algunos pasajes de la historia, tan sólo para actuar de manera oportunista en el presente", dijo.

Ortega ofreció más detalles al comentar que el PRD se formó de la disidencia al interior del PRI y que, luego de las elecciones de 1988, hubo acercamientos entre Cuauhtémoc Cárdenas y Carlos Salinas de Gortari para tratar de encontrar una salida a la crisis política.

En el 2000, prosiguió, Andrés Manuel, quien fue un disidente del PRI cuando se integró al PRD, dijo, “estaba pactando con el PAN la posibilidad de una candidatura única".

Acusado por las corrientes agrupadas en el G-8 de “desdibujar” y “liquidar” el proyecto del PRD, Ortega se refirió al proceso interno de su partido para la renovación de la dirigencia nacional que se llevará a cabo este fin de semana en el DF.

Admitió que en ese proceso se debatirán dos visiones de la izquierda que se han confrontado históricamente, y estimó que todas las corrientes pueden convivir en el partido, siempre y cuando se respeten los principios democráticos.

A sólo unas horas de que termine su periodo al frente del PRD, Ortega afirmó que su objetivo al frente de ese instituto político fue cambiar la visión dogmática de la izquierda por una visión en la que se privilegie el diálogo.

"Voy a seguir luchando por construir una izquierda que se salga de esa visión obtusa, y de esa visión dogmática y de esa visión del martirologio que me parece ya no corresponde al México del siglo 21", advirtió.

Y añadió: "Yo estoy preparado para que me acusen de lo que sea".

No obstante, el pasado martes 15 Jesús Ortega admitió que las críticas le “duelen”, porque “no tengo atole en las venas”.

En entrevista, manifestó que críticas que le han hecho, sobre todo cuando lo acusan de tener contubernio con el PAN o el gobierno federal, esas sí lo han lastimado, pero no las "insanas" de los grupos opositores al interior del instituto político.

“Algunas críticas que más me han dolido son las de compañeros que injustamente hacen señalamientos mentirosos, como el que tengo contubernio con el PAN o el gobierno, esas desde luego que me duelen”, puntualizó.

Y con el afán de reafirmar esa postura, este viernes calificó a Felipe Calderón como un mal presidente, ya que –dijo– no ha dado los resultados que la ciudadanía espera.

"Es un mal presidente que ha cometido graves errores. La estrategia que ha tenido contra el crimen organizado es pésima y no ha tenido buenos resultados; en materia económica se ha aplicado la misma visión neoliberal que aplicaron sus antecesores", consideró.

Según Ortega, "esa visión de Calderón es una visión equivocada, su gobierno es un gobierno que no ha dado los resultados que la ciudadanía demanda".