"México se ha convertido en una sociedad de clase media": Calderón

lunes, 28 de marzo de 2011

MEXICO, D.F. 28 de marzo (apro).- Con cifras de abatimiento de pobreza, analfabetismo y migración, así como de disminución de la tasa de mortalidad y de la tasa de crecimiento poblacional, el presidente Felipe Calderón Hinojosa afirmó que en los últimos diez años el país ha cambiado para bien.

Durante la presentación de los resultados del Censo de Población y Vivienda 2010, Calderón consideró que el estudio es “una fotografía que retrata de cuerpo entero” al país, y la forma en que ha evolucionado en la primera década del siglo XXI.

La presentación de los resultados se realizó esta mañana, en el Museo Nacional de Antropología, donde Calderón estuvo acompañado del director del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), Eduardo Sojo Garza-Aldape, así como del dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, Mario Sánchez Ruiz.

Luego de que Sojo diera a conocer diferentes aspectos del censo, Calderón Hinojosa pronunció un discurso en el que en 14 ocasiones hizo referencias a los “últimos 10 años” o “la última década” para de inmediato dar a conocer indicadores positivos de la medición.

En su intervención, el presidente calificó e México como un país de jóvenes y clasemedieros.

Entre otros aspectos, destacó que la tasa de fecundidad se ha mantenido a la baja, así como la tasa de mortalidad, aunque admitió que el envejecimiento de la población “está generando ya, enormes presiones sobre el Sistema Nacional de Salud”.

No obstante, afirmó que la población es mayoritariamente joven, pues la mitad de la población tiene menos de 26 años, y porque la edad promedio en México es de 29 años de edad.

En cifras absolutas, dijo, 32 millones 915 mil personas tienen menos de 15 años; 72 millones 345 mil tienen entre 15 y 65 años, en tanto 7 millones 77 mil son mayores de 65 años.

El mandatario consideró que una gran ventaja para el país es el bono demográfico puesto que en la actualidad, por cada dos personas en edad de trabajar, hay una que es dependiente económico, con lo que se debe acelerar la transformación económico, social y política del país.

Aun más. Con base en los resultados del censo, Calderón aseguró que en los últimos 10 años aumentó el número de trabajadores que perciben mejores salarios, pues quienes ganan tres o más salarios mínimos aumentaron de un 25 por ciento, a un 37 por ciento, en tanto el 41 por ciento que percibía menos de dos salarios mínimos bajó a 31 por ciento.

“Este cambio ha sido fundamental para mejorar de manera gradual y consistente el nivel de ingreso y de bienestar de las familias. La mejora salarial también incrementa la capacidad de compra. Gracias a ello, hoy los hogares cuentan con más bienes de consumo duradero (como) televisores, refrigeradores, estufas, automóviles, incluso”, dijo.

Citando al investigador Luis Rubio, Calderón afirmó que “México se ha convertido en una sociedad mayoritariamente de clase media”.

“En suma, en estos 10 años, pienso que hemos cambiado y que hemos cambiado en muchas cosas para bien en México. Se han mejorado condiciones de vida, sobretodo de las familias más pobres; se ha incrementado el acceso a servicios tan importantes como salud, educación vivienda”, continuó.

El mandatario federal consideró que el censo será una herramienta muy útil para rediseñar programas sociales y atender las problemáticas derivadas del aumento de precios, cuyo impacto se da principalmente en zonas urbanas, pues dijo, en el medio rural se ha enfocado su gobierno para combatir la pobreza.

Calderón insistió en que el censo enseña que México sigue avanzando, que hay logros importantes.

“Aún no estamos donde queremos, aunque hemos avanzado sustancialmente, pero vamos con paso firme y decidido a donde México, debe estar”, expresó.