En un infierno, convierten narcos un centro comercial de Nayarit

martes, 5 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 5 de abril (apro).- Un enfrentamiento entre sicarios de grupos antagónicos provocó un verdadero infierno en el municipio de Xalisco, en el estado de Nayarit.

Los hechos ocurrieron la noche del pasado lunes 4 en la entrada de un centro comercial, donde cientos de personas quedaron atrapadas.

El saldo de la reyerta fue el siguiente: un presunto sicario calcinado en el interior de un vehículo, un menor herido de bala; dos autos incendiados y daños a comercios.

Todo comenzó alrededor de las nueve de la noche, cuando los sicarios se encontraron a la entrada del centro comercial, donde todavía había una gran cantidad de personas.

La lluvia de balas obligó a los civiles a correr y ponerse a salvo, algunos decidieron resguardarse en las tiendas.

Luego de varios minutos, los sicarios comenzaron a lanzar granadas y aquello se volvió un infierno.

Elementos del Ejército llegaron y, antes que otra cosa, comenzaron a evacuar el centro comercial. En el área del estacionamiento, decenas de personas quedaron atrapadas en medio del fuego cruzado.

Los sicarios convirtieron literalmente el bulevar Tepic-Xalisco en campo de batalla. A consecuencia de la refriega, un Grand Marquis se incendió, con un sicario dentro. En la unidad había varias armas y granadas que explotaron por el calor.

Metros adelante, una Hummer también terminó calcinada.

La calma volvió minutos después.

De inmediato, los bomberos se concentraron en apagar el fuego en el centro comercial, debido a que una de las paredes corría el riesgo de derrumbarse.

Las escenas de pánico se multiplicaban y en las paredes de negocios y casas quedaron marcadas las perforaciones de las balas.

Personal médico tuvo que trasladar a un menor de siete años a una clínica, debido a que presentaba una lesión por disparo de arma de fuego. El menor se encontraba en el interior de un auto que quedo atrapado en medio del fuego.

Comentarios