Ordena la Corte liberación de coacusada en la violación de un menor en Oaxaca

martes, 17 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 17 de mayo (apro).- Después de tres años y ocho meses recluida en un penal del estado de Oaxaca, una profesora de un colegio particular de Oaxaca, coacusada en la violación de un menor de cuatro años, recuperó hoy su libertad, luego de que la  Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que no existen elementos que acrediten su responsabilidad en los hechos.
    Este martes, por seis votos contra dos, la Suprema Corte concedió a la profesora Magdalena García Soto un amparo y ordenó su liberación inmediata.
    Salvo la declaración del menor, no existe ninguna prueba que confirme la responsabilidad de García Soto en la violación del niño en el colegio San Felipe, en la ciudad de Oaxaca, determinó la SCJN.
    El menor acusó a García de llevarlo en varias ocasiones, en un periodo dedos meses, a un gimnasio a la hora del recreo para que los presuntos responsables, el profesor Salvador Pérez Ramírez y Hugo Constantito García, esposo de la propietaria de la escuela, abusaran sexualmente de él.
    Los presuntos violadores se encuentran prófugos desde el mes de septiembre de 2007. La profesora García Soto fue detenida por las mismas fechas y condenada a 6 años y ocho meses de prisión, por lo que ya cumplió, en los hechos, más del 50% de su sanción recluida en la cárcel del Ixcotel.
    Desde la reforma judicial de 1994, esta es la primera ocasión en qu8e la Suprema Corte se pronuncia sobre la responsabilidad penal de un acusado, al rechazar un proyecto de sentencia elaborado por la ministra Olga Sánchez Cordero.
    La determinación de la Corto sólo es válida para la profesora García Soto, acusada de complicidad, pues los dos presuntos violadores enfrentan la acusación directa de violación y, en este caso, la declaración de la víctima sí tiene valor debido a que este tipo de delitos se realiza de manera oculta.
En la sesión varios ministros criticaron la actuación de las autoridades judiciales de Oaxaca. Por ejemplo el ministro Salvador Aguirre, afirmó que la Procuraduría General de Justicia del estado falló de “cabo a rabo”, pues “de estos autos y hasta esta fecha, no surte plena prueba de que haya existido un delito de violación”, aunque aclaró que no pone en duda que el bebé haya sido violado.
La ministra Margarita Luna Ramos reprochó que el Tribunal Superior de Justicia del estado, se haya basado en pruebas circunstanciales y desestimó las declaraciones de seis profesoras sobre las rutinas del plantel y las dificultades de que uno de los menores fuera sustraído.
En tanto, el ministro Fernando Franco dijo que el niño rindió dos declaraciones distintas, una en junio de 2007, donde señaló a "mi maestra Malena" como la que lo llevaba al gimnasio, y otra, en septiembre de 2007, donde se refirió al "maestro Salvador" como el responsable de esa conducta.
También mencionó discrepancias entre las declaraciones del menor con los hechos narrados en la denuncia que presentó su madre, Leticia Valdés.