Gobernar el país en 2012 "es mi única aspiración": Lozano Alarcón

miércoles, 18 de mayo de 2011
PUEBLA, Pue., 18 de mayo (apro).- Para el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, no existe otra aspiración que convertirse en Presidente en el 2012. Por esa razón, aseguró que en su proyecto político inmediato no tiene cabida un “plan B”. “Yo no tengo plan “B… y estoy preparado para ser y también no ser candidato", dijo aquí Lozano Alarcón, quien aseguró que en caso de que no le alcance el “capital político”, apoyará a quien obtenga la nominación panista. Entrevistado luego de participar en la instalación de la Comisión Consultiva Estatal de Seguridad e Higiene en el Trabajo, el funcionario federal consideró que el candidato del PAN tendrá que ser alguien con las condiciones necesarias para ganarles a Enrique Peña Nieto y a Andrés Manuel López Obrador, a quienes ubicó como los principales contendientes en el 2012. “Quien pueda ganar (la candidatura del PAN) es quien pueda enfrentarles a Peña Nieto y a López Obrador, y ganarles con la fuerza del debate, de las ideas y de las propuestas”, declaró. “Por supuesto, yo soy un hombre de equipo, de proyecto y de lealtades; y estaré y jugaré en la posición que me corresponda jugar”, agregó. Lozano Alarcón anunció que iniciará su trabajo proselitista como aspirante a la candidatura presidencial hasta que su partido, el PAN, emita la convocatoria. Mientras tanto, agregó, seguirá concentrado en sus obligaciones como secretario del Trabajo; y destacó que asumirá el “desgaste político y personal” que conlleva este cargo. “Tengo que estar como lo estoy haciendo, como secretario de Trabajo y Previsión Social, comprometido al 100% con mi trabajo, en los resultados en la parte que me toca y me corresponde, a sabiendas de que ese trabajo y el cumplimiento de mi deber me lleva a un desgaste muy grande personal y político en distintos frentes”,  apuntó. “Lo que nunca voy a hacer –agregó--, es anteponer mis legítimos intereses personales y políticas al deber de cumplirle al presidente como secretario de Trabajo, y espero que nadie lo haga.” El funcionario federal dijo estar convencido de que si él es el candidato a la Presidencia, ganará las elecciones. “Si más adelante las condiciones están dadas para ser candidato, si soy candidato voy a ser presidente, pero si no me alcanza el capital político y el capital personal por el desgaste del ejercicio de mis funciones, por la razón que sea, voy apoyar a quien sea y a quien pueda ganar”, aclaró. El funcionario panista insistió en que por ahora seguirá concentrado en su trabajo como secretario del Trabajo, sin preocuparse por los recorridos  y reuniones que realizan otros panistas como Ernesto Cordero y Josefina Vázquez Mota. De las supuestas alianzas y apoyos que éstos reciben, dijo que “son especulaciones”.