La estrategia contra el narco no es errónea, asegura García Luna

jueves, 5 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 5 de mayo (apro).- El secretario de Seguridad Pública (SSP) federal, Genaro García Luna, rechazó que la estrategia del presidente Felipe Calderón en contra del crimen organizado esté equivocada.
“Es impensable que, desde la sociedad civil, se diga que la estrategia o la visión, o que el enfoque de ataque estén equivocados”, dijo García Luna en el segundo día del Foro sobre Seguridad y Justicia, organizado por la Presidencia de la República.
Durante su participación, el funcionario federal instó a unificar criterios nacionales para hacer un frente común en contra del crimen organizado.
    García Luna exhortó a abogados, académicos, legisladores, intelectuales y funcionarios públicos a “superar el litigio político” en el tema de la seguridad pública y la justicia penal.
    Mientras tanto, en Washington, Estados Unidos, el coordinador de la fracción del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas, instó al gobierno federal a  evaluar junto con los partidos políticos “cómo están funcionando las estrategias” contra el crimen organizado.
    “Eso no tiene nada de ofensivo, es lo lógico en cualquier programa gubernamental: saber cuáles son los resultados”, argumentó el legislador priista.
    Durante su gira de trabajo por la capital de Estados Unidos, donde se reunió con la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, el diputado federal dijo que la lucha contra el crimen organizado “es de todos los mexicanos”, porque todos “los ciudadanos queremos vivir con tranquilidad y en paz”.
    En tanto, en la ciudad de México, el grupo legislativo del PRI en la Cámara de Diputados se pronunció por un cambio de rumbo en el combata contra la delincuencia organizada.
    Un cambio, dijo el diputado Arturo Zamora Jiménez, vicecoordinador de la fracción legislativa, “no significa claudicar; tampoco dejar de fortalecer la labor encomiable que realizan las fuerzas armadas”, sino escuchar las voces ciudadanas que han sido víctimas del crimen organizado y que siguen clamando justicia.
    Dejó en claro que a Calderón no se le ha exigido claudicar en su lucha contra el narco, sino cambiar la estrategia.