Más del 50% de nuestras empresas en Chihuahua y Tamaulipas han emigrado: Coparmex

lunes, 9 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 9 de mayo (apro).- Debido a la violencia que azota a vastas zonas del país, más del 50% de las empresas del norte de México, en especial de Chihuahua y Tamaulipas, han emigrado a Estados Unidos o a otros estados de la República, reveló hoy la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).
    “La violencia es el principal factor que impacta de manera negativa en las inversiones y en la generación de empleos; eso es algo que no se puede tapar el sol con un dedo. En estados como, Chihuahua y Tamaulipas, el éxodo tanto de empresas (afiliadas) como de personas, ha sido muy significativa, mucho más de 50%”, precisó Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del organismo patronal.
En conferencia de prensa, Gutiérrez Candiani destacó que varios empresarios han sido asesinados en la comarca lagunera, que comprende los estados de Durango y Coahuila, mientras que las micro, pequeñas y medianas empresas están expuestas a la extorsión y chantaje por parte del crimen organizado, obligándolos a cerrar sus negocios.
No sólo eso, Gutiérrez Candiani dijo que la desconfianza por parte de la población hacia los cuerpos policíacos, federales, estatales y municipales, ha provocado que sea el Ejército la única garantía de seguridad en el contexto de la guerra del gobierno federal contra el narcotráfico, la cual acumula más de 40 mil muertes.
    Sin embargo, aclaró que “estamos de acuerdo en que el Ejército no debe estar en las calles, pero es fundamental para los ciudadanos que les salvaguarden su seguridad física. Mientras no haya una mayor capacitación de los cuerpos policíacos, se combata la impunidad y corrupción, además de que se avancen en temas judiciales el Ejército no debe salir de las calles, ya que hasta ahora son los únicos que representan una garantía de seguridad para la población”.
    Señaló que el clima de inseguridad que se palpa en la nación ha impactado sobre todo a las pequeñas y medianas empresas, negocios que han sido azotados por los extorsionadores y chantajistas.
    El pasado 6 de abril, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México admitió que la violencia y la inseguridad que predominan en el país son “el factor más importante para inhibir el crecimiento y la inversión”.
Carstens advirtió que ni la política ni las tasas de interés en México representan una preocupación para los inversionistas, como sí ocurre con la inseguridad, que afecta las decisiones de negocio.

Comentarios