Deja violencia 17 asesinados en seis estados

miércoles, 29 de junio de 2011
MEXICO, D.F. (apro).- Al menos 17 personas perdieron la vida en seis entidades del país en hechos presuntamente vinculados con el crimen organizado. En Durango, sujetos fuertemente armados ejecutaron esta mañana al abogado Eduardo Bravo Campos en el interior de su despacho, ubicado en el centro histórico de esta ciudad. El atentado se produjo poco después de las 10:00 horas en el número 415 de la calle Constitución. Los agresores ingresaron al lugar y dispararon en varias ocasiones contra Bravo Campos. Más tarde, la Fiscalía General de Durango (FGE) confirmó que la víctima recibió impactos en abdomen, tórax y pierna izquierda. Según el comunicado oficial, fueron cuando menos dos hombres los que atacaron al abogado. Del lugar fueron recogidos casquillos de los calibres 9 milímetros y 7.62 x 39. Bravo Campos tenía 51 años y fue, hasta hace algunos meses, el abogado general de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED). Su despacho cuenta con abogados especializados en lo civil, penal y mercantil. Al mismo tiempo, impartía cátedras en la Facultad de Derecho de esa casa de estudios. Mientras en Juárez, Chihuahua, cinco hombres que se encontraban reparando un vehículo fueron ejecutados esta tarde en un taller mecánico localizado en la colonia Toribio Ortega, al surponiente de la ciudad. El hecho se registró cerca de las 18:30 horas en el cruce de las calles Del Barreal y Cieneguillas, a donde un comando arribó y descargó sus rifles de alto poder en contra de los lugareños. Las víctimas, cuyas edades oscilan entre los 30 y 40 años, permanecen sin ser identificadas, desconociéndose también el móvil del ataque. En tanto, autoridades policiales de Sinaloa informaron sobre el hallazgo de tres cuerpos, dos hombres y una mujer, reportados como secuestrados a las afueras de una iglesia. Las víctimas fueron encontradas en el canal hidráulico Cañedo, en Culiacán. La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) dio a conocer que identificó a dos de las víctimas, una de 18 años y otra de 21. También informó que estas tres personas fueron plagiadas afuera de la iglesia ubicada en la colonia Bachigualato y, horas después, sus cadáveres aparecieron con todas sus pertenencias en el canal hidráulico, muy cerca del lugar donde fueron desaparecidos. Por otra parte, en un operativo que se prolongó por más de 12 horas, fuerzas federales encontraron tres cuerpos, uno de ellos descuartizado, en un domicilio de una colonia popular de Cancún, Quintana Roo. De acuerdo con informes preliminares, el operativo encabezado por elementos del Ejército y la Policía Federal inició alrededor de las 03:00 horas, cuando Baltasar López Barrientos, jefe de sector de la Policía Preventiva Municipal (PPM), fue detenido junto con cuatro presuntos zetas. Y en Nuevo León, cuatro hombres fueron asesinados en las últimas horas en la zona metropolitana de Monterrey y la región rural, informaron hoy autoridades. En el último evento, ocurrido cerca de las 15:00, efectivos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) localizaron a dos personas sin vida en el interior de un vehículo en el kilómetro 12 de la carretera de Allende a Cadereyta, a la altura del fraccionamiento Santa Isabel. Horas antes, cerca de las 07:00 horas, un grupo de hombres armados se introdujo en una vivienda ubicada sobre la calle 20 de Octubre de la colonia Nueva Madero para asesinar a dos hermanos que se encontraban durmiendo. El reporte de la AEI identificó a las víctimas como Tomás y Ángel Zambrano Sánchez, de 27 y 26 años, respectivamente. El doble crimen fue realizado por un grupo de aproximadamente 10 sujetos armados, quienes arribaron al domicilio en al menos dos vehículos y rompieron las puertas para llegar a donde estaban los hermanos Zambrano. En Veracruz, poco antes de las 20:00 horas, se registró un enfrentamiento armado en las inmediaciones de Villarín y Santa Fe, congregaciones del puerto jarocho ubicadas sobre la carretera Veracruz-Jalapa, donde los primeros reportes dan cuenta de una persona muerta. El incidente entre elementos de Seguridad Pública Estatal y un grupo de “delincuentes” fue confirmado minutos después por el gobernador Javier Duarte, a través de su cuenta de Twitter, donde aseguró que “no hay civiles afectados”.

Comentarios