Capturan a presunto implicado en matanza de migrantes de San Fernando

jueves, 30 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Elementos del Ejército detuvieron a Abraham Barrios Caporal, Erasmo, presunto integrante del cártel de Los Zetas, a quien se vincula con el asesinato de 72 migrantes ocurrido en San Fernando, Tamaulipas, en agosto pasado. En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública informó que Barrios Caporal fue detenido el pasado martes 28 en Coatzacoalcos, Veracruz, junto con tres sujetos más, quienes custodiaban a una persona que mantenían privada de su libertad. Los detenidos, a quienes les decomisaron dos armas largas y dos cortas, así como un vehículo con placas sobrepuestas, fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes. En su declaración, Barrios Caporal manifestó haber participado en la ejecución e inhumación clandestina de personas en San Fernando, Tamaulipas, bajo las órdenes de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, La Ardilla. E indicó que el propósito de detener a las personas que viajaban en los autobuses hacia la frontera tamaulipeca era para identificar a posibles integrantes de la organización del cártel del Golfo, lo mismo que en su momento declaró Edgar Huerta Montiel, El Wache. Según el comunicado, el detenido también aseguró que se desempeñaba como el segundo de Omar Martín Estrada Luna, El Kilo, detenido el pasado 16 de abril, acusado de ser el presunto autor intelectual del multihomicidio de las personas que fueron localizadas en distintas fosas en San Fernando, Tamaulipas. El pasado jueves 16, elementos de la Policía Federal (PF) detuvieron en Fresnillo, Zacatecas, a Edgar Huerta Montiel, El Wache, lugarteniente al servicio de Los Zetas en la zona de Tamaulipas, quien presuntamente coordinó el múltiple homicidio de migrantes en San Fernando. De acuerdo con la SSP, líneas de investigación de la PF permitieron identificar a Huerta Montiel como el brazo derecho de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, La Ardilla, jefe regional para Los Zetas, en el estado de Tamaulipas, por quien el gobierno federal ofreció una recompensa de hasta 15 millones de pesos por información que lleve a su captura. Tras su detención, El Wache manifestó que en agosto de 2010 encabezó personalmente el secuestro de dos camiones de carga, en cuyo interior viajaban escondidos más de 70 indocumentados centroamericanos, quienes fueron privados de la vida. Huerta Montiel refirió que personalmente ejecutó a 10 personas, además de que ordenó el plagio de al menos seis autobuses de pasajeros que arribaron a San Fernando para trasladarlos a las casas de seguridad donde eran torturados para obtener información y verificar si pertenecían al cártel del Golfo. Asimismo, indicó que los cuerpos sin vida de sus víctimas eran enterrados en diferentes fosas clandestinas de San Fernando, varios de los cuales fueron encontrados en abril pasado.