Ordena TEPJF a Gobernación sancionar a vocero de la Arquidiócesis

viernes, 1 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) modificó hoy una resolución del Instituto Federal Electoral (IFE) sobre una queja interpuesta contra la Arquidiócesis Primada de México por incitar a la ciudadanía a no votar por el Partido de la Reolución Democrática (PRD). En su dictamen, el IFE determinó tener por no acreditada la responsabilidad del vocero de la Arquidiócesis, Hugo Valdemar, por llamar a los mexicanos a no votar por el sol azteca. Sin embargo, durante la sesión de este viernes los magistrados de la Sala Superior resolvieron, por unanimidad, ordenar al Consejo General del IFE remitir a la Secretaría de Gobernación (Segob) el expediente para que imponga la sanción que en derecho corresponda. El pasado 19 de abril, la Segob resolvió que el vocero de la Arquidiócesis Primada de México, Hugo Valdemar, violó las leyes electorales como lo determinó en marzo pasado el IFE; sin embargo, la dependencia regresó el expediente al órgano electoral para sea éste el que imponga una sanción al representante de la Iglesia católica. En un comunicado, la Segob informó que la Comisión Sancionadora de la Dirección General de Asociaciones Religiosas resolvió sancionarlo (a Valdemar) por haberse asociado “con fines políticos, así como realizar proselitismo o propaganda de cualquier tipo a favor o en contra de un candidato, partido o asociación política”. Esto, tras configurarse una violación a la fracción I del artículo 29 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, por lo que la dependencia resaltó que dicha resolución fue informada al IFE el pasado 14 de abril, cuando notificó sobre el procedimiento instaurado contra el presbítero Valdemar Romero. La Segob explicó que devolvió el expediente a dicha autoridad electoral por considerar que corresponde a esta última la aplicación de las disposiciones contenidas en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe). Dicha decisión fue cuestionada el pasado lunes por el presidente de  la Comisión de Quejas y Denuncias del IFE, el consejero Alfredo Figueroa, quien rechazó las conclusiones de la Segob, porque el organismo electoral no está facultado para sancionar al representante del clero. Luego de su sesión de Consejo General, el IFE turnó el caso de Valdemar a dicha dependencia el pasado 15 de marzo, por lo que reiteró su compromiso con la laicidad del Estado mexicano y reafirma su vocación por la legalidad, por la promoción de los valores democráticos y por el respeto al principio histórico de separación entre el Estado y las iglesias.

Comentarios