Propone el obispo Raúl Vera anular voto si ningún candidato convence

viernes, 1 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera, propuso hoy a la ciudadanía anular su voto este domingo, en caso de que no le convenza ningún candidato. “Nada ni nadie puede condicionar nuestro voto, es necesario que lo emitamos con plena conciencia, la solución no está en abandonar nuestra responsabilidad ciudadana, no votar es una irresponsabilidad tremenda, no presentarte a las urnas es dejar a otros que voten por ti, en el caso más extremo, si no te convence ninguno de los candidatos, puedes acudir al derecho que la ley te da de anular tu voto en la misma casilla”, dijo. Sin embargo, luego matizó sus palabras al advertir que no se puede claudicar a los valores y al fomento de una conciencia democrática. En rueda de prensa celebrada esta mañana en la sede de la curia, el prelado sostuvo que “no acudir a votar sume a los ciudadanos en el anonimato y autoriza a otros a que sigan vulnerando sus derechos". Además, lamentó que hayan prevalecido hechos de sangre e inseguridad a lo largo de la etapa proselitista. Resaltó que continuaron los robos, enfrentamientos entre grupos delictivos y fuerzas de seguridad, desapariciones forzadas y parálisis de ciudades enteras, como ocurrió en Torreón con la masacre de 13 jóvenes en un centro de rehabilitación de adicciones, el 7 de junio pasado, así como los enfrentamientos que dejaron a Monclova en la zozobra en semanas previas. “Los candidatos no hicieron propuestas concretas que respondieran a la inseguridad, y ni siquiera buscaron el acercamiento con grupos o familias víctimas de la violencia, ni mostraron gestos de solidaridad hacia un pueblo que vive en estas condiciones, pueblo que ellos desean gobernar”, acusó. Agregó que las campañas se concentraron en dádivas y promesas de continuidad a programas sociales que sólo buscan ganar adeptos. En especial, mencionó el reparto de tarjetas de beneficios que, denunció, evidenciaron la política clientelar. Además, consideró que las campañas de los candidatos se centraron en exhibir su mutua corrupción. El prelado aseguró que los aspirantes a cargos de representación se mantuvieron lejanos a los problemas de la sociedad. “Coahuila es una tierra dañada por la violencia social, la inseguridad, el desempleo. Nuestro pueblo vive un creciente y acelerado empobrecimiento, el campo está muerto, el pueblo busca desesperadamente soluciones a su orfandad social. “Nada de esto aparece en las ‘propuestas’ de los candidatos, porque en realidad nunca las hubo, fueron más bien pronunciamientos etéreos y convencionales, enunciados partidistas, acusatorios; intentaron humillarse y destruirse mutuamente, se quedaron en provocaciones vergonzosas de descalificación poniendo a la luz su respectiva corrupción", expuso. Además, reprobó la injerencia de funcionarios públicos en actos de campaña, y dijo que eso es otra forma de violencia. También condenó la ausencia de debate entre los candidatos y de éstos con la sociedad.

Comentarios