Reglamento de medios "no pretende afectar intereses públicos ni privados": IFE

jueves, 7 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Ante el nuevo embate de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), que impugna la nueva reglamentación para la difusión de promocionales, el Instituto Federal Electoral (IFE) reiteró que “no pretende afectar intereses públicos ni privados”, sino garantizar derechos de partidos y ciudadanos. En medio de severas críticas de los principales conductores que trabajan en esos medios, que reproducen el contenido de un desplegado de la CIRT publicado hoy en los diarios de la Ciudad de México, luego de que ayer impugnó los cambios ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el IFE insistió en que está facultado para hacer valer el modelo de comunicación política. “Los cambios al Reglamento de Acceso a Radio y Televisión en Materia Electoral tienen como finalidad garantizar a los partidos políticos el uso de sus prerrogativas constitucionales y a la ciudadanía el derecho a mantenerse bien informada en tiempo y forma”, subrayó. “A partir de la experiencia obtenida desde la aplicación de la reforma constitucional en 2008, y con el conocimiento de los planes comerciales de la radio y la televisión mexicana para modificar su programación, el Consejo General del IFE disminuyó los tiempos de entrega de los materiales promocionales a la industria, para brindar mayor agilidad, dinamismo y eficiencia la comunicación política”. El IFE, explicó en un comunicado, cuenta con un sistema de notificación y entrega de promocionales electorales probado, muestra de ello es que en 26 procesos electorales locales y la elección federal de 2009, se han podido distribuir los materiales que le permitieron a la industria tener un alto nivel de cumplimiento. También “el IFE ha sido sensible a las observaciones de la industria de la radio y la televisión, muestra de ello es que en el nuevo reglamento se mantuvo el sistema de notificaciones in situ, para aquellos concesionarios y permisionarios que por dificultades o impedimentos tecnológicos no puedan recibir las notificaciones y materiales por vía electrónica o satelital”. El organismo electoral insiste en que hizo la reforma a su reglamentación interior con base en lo establecido el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, porque sólo hace lo que la ley lo faculta. El IFE es una institución del Estado mexicano que realiza únicamente aquello que la ley le permite y de ninguna manera legisla o invade facultades de otros poderes de la Unión. En el caso particular de las radios comunitarias su inclusión al reglamento les brinda equidad en el cumplimento de la transmisión de las pautas ordenadas por esta autoridad electoral”. Agrega: “La nueva reglamentación no pretende afectar intereses públicos ni privados; por el contrario, está orientada a dar mayor dinamismo al modelo de comunicación política que diseñaron los legisladores en 2007, para beneficio de una ciudadanía mejor informada, y al IFE únicamente le corresponde administrar” Y concluye: “El IFE ha recibido diversas impugnaciones a su reglamento de radio y televisión, mismas que en base a la ley serán enviadas en tiempo y forma al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para su desahogo y, como siempre, acatará la resolución que emita ese órgano jurisdiccional”.