Operación de agentes de EU en México causa polémica en el Congreso

miércoles, 10 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- México “no debe sorprenderse ni asustarse de la importancia de la necesidad de la colaboración” con Estados Unidos para combatir el narcotráfico, la delincuencia y la violencia, afirmó el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Manlio Fabio Beltrones, al comentar la reciente publicación del periódico The New York Times, que informa sobre la presunta participación de agentes de la CIA y de la DEA en bases del Ejército Mexicano. “Para ello y para mayor precisión es que procederemos a hacer una invitación al secretario de Gobernación y a la secretaria de Relaciones Exteriores, a fin de que asistan a una reunión de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional, donde ellos hagan los comentarios y las precisiones necesarias”, puntualizó Beltrones. Horas después, la Comisión Permanente solicitó a la Comisión Bicameral que cite a comparecer a los secretarios de Gobernación, Francisco Blake Mora; a la canciller, Patricia Espinosa, y al secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré. Al fijar su postura, el senador priista Carlos Jiménez Macías afirmó que “es vergonzoso que los mexicanos nos enteremos por un medio informativo de Estados Unidos de la presencia de agentes de la CIA y de la DEA en México, operando actividades en contra del crimen organizado”. Para Jiménez Macías, esto ratifica “la vergonzosa dependencia que tenemos de Estados Unidos”. Por su parte, el senador Luis Alberto Villarreal García (PAN) expresó que “oficialmente lo que he escuchado de parte del gobierno de México” es que “rechaza que estas personas que están en nuestro país estén llevando a cabo alguna labor operativa”. El panista rechazó que “se venga aquí a juzgar a priori y a decir que efectivamente lo que publicó The New York Times es un hecho cierto”. Por el PRD, el senador José Guadarrama Márquez dijo que la información publicada por el rotativo estadunidense es, en sí misma, “delicada y preocupante”, debido a que no queda claro cuál es el marco normativo que regula la participación de agentes de Estados Unidos, y criticó “la ambigüedad” de la respuesta gubernamental. El también perredista Pablo Gómez lanzó: “Somos los últimos en enterarnos de lo que ocurre en nuestro territorio, en relación con los vínculos internacionales entre México y Estados Unidos”. De acuerdo con Gómez, la posible participación de agentes estadunidenses en territorio mexicano es un asunto de relaciones internacionales, antes que de seguridad pública. El senador del PT, Amadeo Espinosa Ramos, advirtió que existen “suficientes evidencias para pensar que el gobierno mexicano no está haciendo lo debido para cuidar la soberanía”. En su opinión, el sobrevuelo de aeronaves estadunidenses no tripuladas y la operación de agentes de la CIA y del FBI en México hacen dudar que “la estrategia de combate al narcotráfico haya sido decidida en nuestro país. Más bien fue definida en Estados Unidos y a nosotros nos tocó la peor parte”, puntualizó.

Comentarios