En juego, la construcción del porvenir: Narro

lunes, 29 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F.,  (apro).- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, afirmó  que para enfrentar la crisis de seguridad que vive México es necesario fortalecer al Estado en todos sus niveles y sectores, pues “está en juego la construcción del porvenir”. Es necesario un gran acuerdo nacional que incluya a todas las instituciones del Estado, así como a académicos y a todos los sectores de la sociedad civil, puntualizó el rector de la UNAM. Advirtió que “México pasa por un trance delicado”, ya que a los problemas de siempre, como la desigualdad y la pobreza, se han sumado nuevas dificultades como la inseguridad y la violencia. En este marco, dijo, “los riesgos del debilitamiento institucional y de la aparición de conductas autoritarias están presentes”. Además, pidió a los que sí tienen voz no dejar de decir lo que piensan, “no sea –dijo– que cometamos lo que Federico Mayor ha llamado delito de silencio” en uno de sus poemas. Durante su participación en el Foro sobre Legalidad Democrática, Ética, Derechos Humanos y Seguridad, organizado por la Cámara de Diputados, Narro manifestó que los mexicanos debemos desterrar sentimientos negativos, que se han extendido en la sociedad, a fin de avanzar en la dirección del desarrollo, apuntó. En ese sentido, subrayó, el miedo “es un mal compañero para la solución” del problema de la delincuencia y por eso la sociedad debe eliminarlo. “El miedo paraliza y oscurece la razón. Enmudece a la gente e inhibe la acción”, añadió. Al referirse al ataque perpetrado en el casino de Monterrey, el pasado jueves 25 de agosto, Narro afirmó que se trató de un acto delictivo. No tuvo un fondo político, aseguró. Por su parte, el juez español Baltasar Garzón, quien también participó en el foro, señaló que uno de los ejes para enfrentar el problema de violencia en México es la educación. “Es fundamental para vertebrar a una sociedad, a un país y a un régimen democrático y para generar la convivencia que se precisa para combatir a los fenómenos que atacan a la seguridad, a la convivencia y que ponen en peligro la convivencia pacífica y democrática de cualquier país”, puntualizó. Y consideró que cualquier acción debe tener como hilo conductor el estado de derecho y el respeto a las garantías individuales, “porque éstas nos diferencias de los que ponen en cuestión el modelo democrático que nos rige”.

Comentarios