Clausuran casino en Acapulco por violar normas de seguridad

martes, 30 de agosto de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Luego de la tragedia registrada la semana pasada en Monterrey, Nuevo León, donde 52 personas murieron en un casino incendiado por Los Zetas, autoridades de Acapulco clausuraron una casa de apuestas ubicada en un centro comercial, por incumplir con “los requisitos indispensables” en materia de seguridad. La acción realizada por la Dirección de Reglamentos y Espectáculos del municipio se llevó a cabo a las 12:00 horas de este martes, en el casino “Yak” que se encuentra en la plaza comercial Galerías Diana, en la costera Miguel Alemán, luego de una revisión que se prolongó por una hora. La medida, que sorprendió a los usuarios que se encontraban en el lugar con capacidad para 500 personas, se debió a que la casa de apuestas solamente cuenta con una salida de emergencia que conduce a una escalera metálica de no más de metro y medio de ancho, sin descansos cada nueve escalones y sin antiderrapante, por lo que en caso de desalojo multitudinario sería insuficiente, informó el titular de la dependencia municipal, Agustín García Clemente. Otra de las irregularidades que se detectó en el casino, es la carencia de infraestructura para discapacitados; el personal no está capacitado para una evacuación y tampoco cuenta con un botiquín de primeros auxilios, señaló García. Al respecto, el funcionario municipal dijo que la clausura de este centro de juego es “temporal” y que la sanción preventiva se revertirá en cuanto los dueños del establecimiento cumplan con las normas de seguridad que contempla el reglamento de Protección Civil local. Esta acción de las autoridades municipales se registra a unos días de la tragedia en el casino Royale, de Monterrey, Nuevo León, y en un contexto de violencia extrema que persiste en Acapulco, donde la disputa por la plaza ha desencadenado ataques contra diversos negocios, entre ellos algunas discotecas y bares que ha provocado la muerte de civiles que han quedado en medio de las ráfagas dirigidas contra los inmuebles.

Comentarios