Madero: PAN de Nuevo León decidirá sobre caso Larrazabal

miércoles, 14 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a desacatar su mandato de solicitar licencia como alcalde de Monterrey, Nuevo León, para garantizar una investigación cabal por la presunta corrupción de su hermano y un subordinado, la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) renunció a emitir alguna sanción a Fernando Larrazabal Bretón y delegó en un órgano estatal la decisión de suspenderle sus derechos. Sin embargo, el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, calificó de “muy contundente” la determinación del Comité Ejecutivo Nacional de dejarle a la Comisión de Orden de Nuevo León la decisión de suspenderle o no los derechos a Larrazabal Bretón. La decisión del PAN, tomada hoy en el marco del 72 aniversario de su fundación, se produce ocho días después de que resolvió deslindarse del alcalde de Monterrey y emplazarlo a solicitar licencia, petición que también le hizo al gobernador priista de Nuevo León, Rodrigo Medina. Luego de una discusión de aproximadamente dos horas, Madero informó de la decisión del CEN sobre Larrazabal Bretón, cuyo hermano Jonás y el secretario de Desarrollo Humano, Miguel Ángel García, fueron exhibidos en videos presuntamente en actos de corrupción. “El CEN acordó desautorizar la decisión del alcalde Fernando Larrazabal de no solicitar licencia temporal a su cargo con el fin de facilitar las investigaciones en torno a los señalamientos que se han difundido sobre la actuación de su hermano y su subordinado”, leyó Madero. “En consecuencia, se solicita a la Comisión de Orden del Consejo Estatal de Nuevo León se inicie procedimiento de sanción solicitando la suspensión de todos los derechos contenidos en el artículo 10, fracción primera, de los estatutos”. Ante la decisión del CEN de delegar la sanción en la Comisión de Orden de Nuevo León la determinación de suspender o no los derechos de Larrazabal, Madero negó que se trate de una tibia determinación y, al contrario, la calificó de “contundente”. “Creo que esto es un mensaje muy contundente que aplica todo el peso de los reglamentos y estatutos por el comportamiento y las decisiones que ha tomado el alcalde”, explicó. Esta determinación del CEN del PAN es el más reciente episodio del escándalo que se inició tras el incendio en el Casino Royale, donde murieron 52 personas y que sacó a flote la connivencia de dueños de casas de juego con autoridades y dirigentes del PAN, como informó también la revista Proceso. Apenas el martes 6 de septiembre, el CEN se deslindó de Larrazabal y lo emplazó a solicitar licencia mientras se esclarece la presunta corrupción que involucra además a su hermano Jonás, pero también emplazó a hacer lo mismo al gobernador Rodrigo Medina. “El presidente del PAN, Gustavo Madero, dijo que estas acciones contribuirán a evitar que este tema tan delicado y sensible para la sociedad siga siendo objeto de manipulación  y pugna entre fuerzas políticas. El respeto a los ciudadanos en general, y especialmente las víctimas de este ataque criminal, ameritan que estos funcionarios actúen como lo solicita el PAN”, informó este partido. Sin embargo, luego de que el panista Diego Fernández de Cevallos le recomendó no separarse del cargo, Larrazabal hizo una consulta y, el sábado 10, determinó que no solicitaría licencia y pidió al CEN una audiencia para ser escuchado, lo que no sucedió.

Comentarios