Pide MVS regular TV restringida, a cambio de la fusión Televisa-Iusacell

jueves, 19 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Grupo Dish, filial de MVS Comunicaciones, afirmó hoy que está dispuesta a aceptar la concentración entre Grupo Iusacell y Televisa, siempre y cuando la Comisión Federal de Competencia regule el mercado de la televisión restringida. De lo contrario, Televisa se convertiría en “un monopolio puro” y las condiciones para la competencia “serán desastrosas”, advirtió Ernesto Vargas, vicepresidente de Telecomunicaciones de MVS. En conferencia de prensa, Vargas consideró que el panorama electoral del 2012 “sí influye” en el contexto de la decisión que adoptará la Comisión Federal de Competencia la próxima semana. Si no existen condiciones, “sería una de las decisiones más graves que se puede tomar en contra de la competencia”, advirtió el accionista de MVS. Vargas indicó que él se ha reunido en varias ocasiones con el presidente de la Comisión Federal de Competencia, Eduardo Pérez Motta, y con varios comisionados de este organismo antimonopolio. “Encuentro que ninguno está coludido” y tampoco “no veo la mano negra”, dijo. Por eso, agregó, se han desatado las presiones para que la CFC apruebe la concentración que convertirá a TV Azteca y a Televisa en socios al 50% en la propiedad de Grupo Iusacell. “Si este mercado ya estuviera regulado, diríamos que no a la concentración entre Grupo Iusacell y Televisa, pero como no está regulado, aprovechemos esta oportunidad”, abundó Ernesto Vargas. El también presidente de Grupo Dish, la principal competencia en televisión satelital de bajo costo para Sky, filial de Televisa, argumentó que en lugar de que exista el must offer para permitir que cualquier sistema de televisión restringida pueda reproducir las señales de televisión abierta, lo que existe es un must shopping, es decir, la “venta atada” de las señales abiertas que dominan Televisa y TV Azteca a un costo de casi dos dólares por suscriptor. Vargas argumentó que si hubieran aceptado las condiciones de la “venta atada”, Grupo Dish estaría pagando actualmente 4 millones de dólares al mes a Televisa por el derecho solamente de transmitir la señal del Canal 2. Por estas razones, entre las condiciones que Dish-MVS propone están las siguientes: el acceso de todos los sistemas de televisión restringida a los señales de televisión abierta, en igualdad de condiciones; que se permita la producción independiente; y que todos los eventos de interés nacional transmitidos en la televisión abierta tengan acceso en los sistemas de televisión restringida. Vargas afirmó que las televisoras se han convertido en “un poder dentro del poder” porque “somos víctimas de lo que los gobiernos han dejado de hacer para regular el poder de la televisión abierta”.

Comentarios