Alcalde de Acapulco es "narcopresidente y narcopriista", acusa Rubén Figueroa Smunty

lunes, 23 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El alcalde de Acapulco, Manuel Añorve es un "narcopresidente y narcopriista", asegura Rubén Figueroa Smunty. En su página de Facebook, Figueroa Smunty, hijo del exgobernador de Guerrero, Rubén Figueroa Alcocer, sostiene que Añorve recibió en la pasada campaña de gobernador "$2 millones de dólares de (Edgar Valdez Villarreal) La Barbie", quien actualmente permanece preso acusado de narcotráfico y quien al momento de su detención en agosto de 2010, se disputaba el liderazgo del cártel de los Beltrán Leyva. El hijo del exmandatario subió el pasado 18 de enero una decena de mensajes en los que arremete contra el actual presidente municipal de Acapulco. Por ejemplo, a las 9:35 de ese miércoles, Figueroa Smunty, quien aspiraba a ser candidato al Senado y acusa a Añorve de haberlo traicionado y sacado de la jugada política, escribió: "Manuel Añorve es tan ladrón que se roba solo. En su campaña a gobernador se robó $100 millones de pesos que no metió a la campaña contribuyendo con eso a la derrota suya y del PRI a la elección de gobernador en Guerrero". Ese mismo día, a las 8:55 tecleó sobre los 2 millones que le habría aportado La Barbie. "Hay un expediente abierto. En su momento lo mostraré" y se pregunta: "Esa es la forma en que el PRI se blinda en las campañas?" Dos minutos después, Figueroa Smunty señala: "Manuel Añorve es justo lo que un político no debe ser: ladrón, mentiroso e ineficaz... Con eso puede aspirar al Senado? En su misma página hay una respuesta de alguien que se identifica como Ayotzi Vive y que le revira con letras mayúsculas a Figueroa: "SABIAN QUE EL CHPAO Y BELTRAN SON APDRINOS DE BODAS DE BURRENCITO FIGUEROA?" Y más adelante el mismo personaje advierte: "LOS CULPABLES DE LA VIOLENCIA EN GUERRERO, DE LA ENTRADA DE LOS BELTRAN Y DEL CHAPO, TIENEN APELLIDO Y ES FIGUEROA. QUE MACABRA MANERA DE HACER DEL ESTADO UN NEGOCIO". Figueroa Smunty es hijo de Rubén Figueroa Alcocer quien no pudo terminar su sexenio como gobernador de Guerrero, una vez que se le responsabilizó de la masacre de Aguas Blancas ocurrida en octubre de 1995. A su vez, Figueroa Alcocer es hijo de Rubén Figueroa Figueroa, quien también gobernó Guerrero en el sexenio de 1975 a 1981 y quien fue uno de los artífices de la guerra sucia contra la guerrila y los movimientos sociales de aquella época.