Advierte EU que devolverá a "El Piolín" si México no colabora en el caso

miércoles, 25 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El juez federal Royce Lambert advirtió hoy que si el gobierno de Felipe Calderón no entrega al de Estados Unidos los documentos y evidencias contra Julián Zapata Espinosa, El Piolín, el presunto asesino del agente estadunidense Jaime Zapata será regresado a México. "Si la República Mexicana quiere ser un socio (en este caso), eso implica que nos den lo que pedimos. Si no quieren cooperar, podemos enviar al acusado de regreso a su soberanía", puntualizó. En una audiencia en la Corte de Distrito de Washington, en la que presentó al acusado y escuchó los primeros argumentos de la fiscalía y la defensa, el juez Lambert reconoció que el caso de El Piolín es complejo ante el cúmulo de pruebas que deberán ventilarse, pero insistió en que el gobierno de Barack Obama tendrá que asegurarse de la estrecha colaboración de México y exigir celeridad en la entrega de documentos y evidencias. "Estamos trabajando de forma muy estrecha con México y respetamos completamente su soberanía", aseguró por su parte Michael DiLorenzo, el fiscal encargado de presentar este miércoles una petición formal para que el juez Lambert declare la "complejidad" del caso. Dicha eventualidad permitiría al gobierno de Estados Unidos contar con el tiempo suficiente para aportar y sustanciar todas y cada una de las pruebas y evidencias que han recabado las agencias federales de México y Estados Unidos a lo largo de casi un año. La defensa de Julián Zapata también pidió al juez que se pronuncie sobre la "complejidad" del caso, para que su defendido tenga el tiempo suficiente para acceder a las pruebas o rebatirlas. "Es casi seguro que el juez se pronuncie a favor de la complejidad del caso. Entre otras cosas, porque es un juez que conoce muy bien las reglas y que no le tiene ningún temor al gobierno. Y porque, además, el juez quiere demostrar que el acusado contará con todas las garantías que en este país se le conceden", aseguró Ron Earnest, abogado de oficio, encargado de defender el caso de El Piolín. Los cargos contra el presunto asesino del agente del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), quien murió en un ataque perpetrado en una carretera de San Luis Potosí, en febrero del año pasado, incluyen asesinato e intento de asesinato.

Comentarios