Cae "La Chicharra", líder de "Los Zetas" en Nuevo León

jueves, 25 de octubre de 2012
MONTERREY, N.L., (apro).- El director de Comunicación Social de Nuevo León, Jorge Domene, presentó este jueves a Carlos Eluid Holguín Martínez, La Chicharra, presunto operador de Los Zetas en la entidad, a quien se acusa de haber participado en al menos 16 secuestros y homicidios en los municipios de Zuazua, Higueras, Pesquería, Marín, Doctor González y Ciénega de Flores. En las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones, Domene informó que Holguín Martínez, de 27 años de edad, fue detenido el pasado viernes 12, junto con José Miguel González Salazar, El Jelo, de 26 años, cuando circulaban en un automóvil por la carretera libre a Nuevo Laredo, en su entronque con Zuazua. La Chicharra confesó que trabajaba para Los Zetas desde hace cuatro años y que inició labores delictivas como “estaca” en Saltillo y Acuña, Coahuila, y después fue asignado a las ciudades de Mier, Miguel Alemán y Guerrero, en Tamaulipas. Entre otros crímenes, los detenidos admitieron su participación en el plagio y ejecución de tres personas, el pasado 29 de agosto. Ese día, La Chicharra y El Jelo secuestraron a una persona y después arrojaron su cuerpo sin vida en un sector del municipio de Ciénega de Flores. Dos horas después de ese primer hecho, secuestraron y ejecutaron a otras dos personas, que después desmembraron y arrojaron sus cadáveres en la entrada principal al municipio de Pesquería. El pasado 17 de septiembre, ambos sicarios habrían participado en el secuestro y homicidio de cuatro miembros de una familia, debido a la deserción de una mujer de nombre Damaris, quien junto con su pareja se dedicaba a la venta de droga al menudeo para Los Zetas. Tres niños secuestrados a esa familia fueron entregados ilesos por los plagiarios al DIF municipal de San Nicolás. Según Domene, La Chicharra era jefe directo de Juan Carlos Pérez Zamora, El Tecate, quien fue abatido el pasado miércoles 10 cuando fue sorprendido por agentes de la Policía Ministerial en las inmediaciones de la carretera a Miguel Alemán, a la altura del entronque al aeropuerto. Ambos delincuentes permanecerán arraigados y a disposición del Ministerio Público del fuero común, a la espera de que les sean giradas las órdenes de aprehensión por los delitos que resulten.

Comentarios